domingo, 30 de junio de 2013

Humo de los incendios forestales del norte de América sobre España

El 27 de junio de 2013, el espectrorradiómetro de imágenes de resolución moderada (MODIS) del satélite de la NASA Terra , captó esta imagen de columnas de humo que se ciernen sobre España y el Mediterráneo occidental. El humo tiene un color gris ligeramente amarillo-marrón claro o lechoso en comparación con las nubes blancas brillantes. Los datos de la NASA y otros satélites sugieren que el humo se originó a partir de los incendios forestales en Canadá; es menos probable, pero posible, que provengan de los incendios forestales en Colorado

"Sweet Home Alabama" interpretada con bobinas Tesla

El pueblo de los niños proxenetas


Noé Quetzal Méndez tiene 38 años, la cara redonda y un lunar cerca del ojo izquierdo. En la fotografía anexa a su ficha policial parece un cantante venido a menos. La cirugía estética con la que intentó burlar alFBI le ha acartonado el rostro. Quienes lo conocen bien dicen que no se parece en nada a aquel adolescente regordete que desde muy pronto, casi siendo un niño, comenzó a prostituir mujeres en Tenancingo, un pueblo de campesinos situado a 100 kilómetros del Distrito Federal. Expandió su negocio por Estados Unidos y cruzó en la frontera a más de cien menores de edad. Cada cierto tiempo volvía a su tierra como el hijo pródigo.

En la entrada de su municipio, de 11.700 habitantes, se suceden mansiones ostentosas y horteras junto a casitas humildes acabadas con retales. Los adolescentes del pueblo saben que las primeras construcciones pertenecen a los proxenetas, los mismos que llenan cada año de dólares el manto del arcángel San Miguel cuando sale en procesión. Las segundas son propiedades de campesinos, unos don nadie a ojos de los jóvenes. El oficio de tratante de personas en este lugar es hereditario. Familiar. Pasa de padres a hijos, de generación en generación.

“Quiero ser sicario padrote (proxeneta)”, dijo delante de sus compañeros de clase un chico de 13 años el mes pasado. Se le adivinaba un bigotillo fino sobre la comisura de los labios.

No es el único que lo piensa. Cuatro de cada cinco estudiantes del pueblo dijeron querer dedicarse a la trata de mujeres en una encuesta reciente. El tipo sin expresión por su paso por el quirófano es para ellos un espejo en el que mirarse. Los hombres de este municipio del Estado de Tlaxcala, en el centro de México, suelen casarse por primera vez a los 14 o 15 años y a lo largo de su vida van acumulando noviazgos y matrimonios con mujeres a las que poco a poco introducen en la prostitución. El núcleo familiar –padres, madres, abuelos, tíos- se encargan de la empresa y cuidan de los niños que van naciendo, padrotes en potencia.

La primera impresión al llegar al colegio del Tenancingo es que se trata de un internado suizo. El director de la escuela Jaime Torres Bodet, un hombre de pelo cano, organiza la visita con gesto severo. Su institución es muy respetada, como si fuera una isla de moralidad en medio de la depravación general. Los pasillos del centro están impecables, las plantas parecen podadas por un hábil jardinero. Los alumnos saludan a coro a los visitantes y pasan ordenadamente a una clase. A continuación se sientan alrededor de tres mesas. Son parte de esos estudiantes que querían dedicarse a la trata. Rondan los 13 años.

Entre ellos hay varios cuyos familiares están en el negocio. La asociación Cauce Ciudadano, que trabaja para prevenir la violencia de los jóvenes mexicanos, lleva unas semanas impartiendo talleres para tratar de inculcarles valores. Se encontraron con niños que veían el asunto con naturalidad, que consideraban que la mujer podía ser moneda de cambio. Es lo que han visto toda la vida. Al acabar el curso la mayoría parece haber cambiado de parecer. Escribieron en unos carteles: “Mi sueño es que se acabe la trata de personas, que haya más respeto y cines”, “Que no haya padrotes ni policías corruptos”, “Problemáticas: la trata de blancas, vandalismo, graffity, falta de agua, los vagos, borrachos drogadictos…”. Erika Llanos, directora operativa de la asociación, resalta la importancia de trabajar en el desarrollo humano de los niños. “Tienen que aprender a vivir, a respetarse a ellos mismo y a los demás”, señala.

En una hora y 20 minutos de charla hablarán de violencia, discriminación, de la falta de la autoestima con la que crecen. En ningún momento dirán la palabra padrote pero el asunto sobrevuela todas las conversaciones. Es tabú hablarlo con alguien de fuera. Una de las chicas del grupo ve a su madre solo de vez en cuando. Trabaja como prostituta en Tijuana. Ella está al cuidado de unos tíos. Ha protagonizado algunos problemas de conducta. “No estoy loca”, advierte por si a alguien se le ocurre colgarle algún estereotipo. Su sueño, junto con el de otra compañera, es abrir un restaurante elegante en el pueblo donde poder ir a celebrar en las grandes ocasiones. “Los hombres serán meseros y las mujeres cocineras pero todos limpiarán lo mismo porque son iguales. Unos no valen más que otros”, muestra lo aprendido. Los niños han pasado de decir que quieren dedicarse a la prostitución a anhelar convertirse en médicos, abogados o arquitectos.

Otra adolescente reclama mayor respeto a otras confesiones religiones que se practican en Tenancingo. ¿Cómo cuáles? “La Santa Muerte... tiene muchos seguidores”.

Oriundos de este lugar controlan La Merced, el mayor centro de prostitución de la Ciudad de México. Entre las calles y hoteles de la zona se cuentan miles de prostitutas. “El 90% de los detenidos por trata son originarios del Estado de Tlaxcala. La mayoría provienen de familias enteras que se dedican a esto”, resalta Juana Camila Bautista, fiscal de delitos sexuales del DF. En el último año han conseguido sacar de la prostitución a 200 mujeres, entre ellas 92 menores. La mayoría también de esta zona del país. Uno de los trabajos más arduos de la fiscalía consiste en convencer a las chicas de que están siendo explotadas sexualmente. “Muchas siguen enamoradas y no es fácil hacerles ver que no eso no está bien, que eso no es querer a nadie”, ahonda la fiscal en su despacho. Los últimos proxenetas encarcelados han recibido sentencias de 60 años sin posibilidad de reducción de pena. Considera un logro que en la última reforma de la ley se considere un agravante el parentesco en el delito de explotación.

El amor es uno de las artimañas que utilizan los explotadores para mantenerlas indefinidamente en el negocio. Los proxenetas llegan a tener más de media docena de esposas, concubinas o novias, como se las quiera llamar, trabajando en el mundo de la prostitución. Con sus coches de gran cilindrada, ropa y joyas caras impresionan a niñas que provienen de un entorno marginal. Los hombres se han ganado la fama de seductores. “Usan el verbo, te enamoran”, sostiene una vecina que repudia la fama que se ha ganado su pueblo.

Marcela, una joven guapa del sur de México, creyó encontrar en ese muchacho que la pretendía el amor que nunca tuvo en su casa, abandonada por el padre y malquerida por la madre. El chico parecía un exitoso comerciante de ropa que viajaba por todo el país colocando mercancía. Se conocieron en un parque y estuvieron viéndose a escondidas hasta que él fue a pedirle la mano a los padres de ella. La pareja se mudó a Tenancingo y se hospedó en casa de la familia del muchacho. La primera propuesta extraña que recibió Marcela fue la de trabajar como “chica de compañía” en un table, unos locales nocturnos donde las mujeres bailan en un escenario y donde se ejerce la prostitución, aunque de eso no se hable abiertamente. En ese momento era menor de edad. “Me dijo que necesitábamos dinero para pagar nuestra boda”, recuerda. Se negó y la tensión con su familia política fue en aumento.

La pareja se mudó al DF y ahí directamente fue enviada a trabajar como prostituta en un hotel de La Merced. Su cuñada fue quien la inició en el negocio. La encerró en una habitación de un hotel de mala muerte, El Universia, y le enseñó a poner un preservativo, a masturbar a un hombre, a maquillarse y vestirse para atraer clientes. Mientras trabajaba, su novio y el hermano iban al cine y comían en restaurantes del centro. Al finalizar la jornada pasaban por la recaudación. El encierro de Marcela solo duró seis días. Al séptimo, la policía entró en el edificio y detuvo a todos los proxenetas que andaban por allí. Era febrero de este año. Fue el primer golpe del alcalde de la ciudad, Miguel Ángel Mancera, contra la trata de personas. Llevaba pocos meses en el cargo.

El negocio de los tratantes de Tlaxcala trasciende las fronteras de México. Las chicas son enviadas a ciudades de Estados Unidos. En Nueva York, Chicago, Atlanta o Los Ángeles se han documentado casos de explotación a mujeres mexicanas. Hay clubes completos donde la mayoría de las prostitutas tienen algún tipo de vínculo con Tenancingo. El negocio más próspero para los padrotes, de todos modos, se encuentra en el sur de ese país, en la misma frontera mexicana. Los tratantes las cruzan a través de la frontera y las dejan en manos de los delibreros (traducción fonética de delivers, repartidores), unos tipos que reparten publicidad y concretan citas sexuales con los inmigrantes centroamericanos y mexicanos que trabajan en el campo. “Hacen todo ese viaje para sufrir el abuso de los propios latinoamericanos”, lamenta Rosi Orozco, presidenta de la organización Comisión Unidos vs Trata y exdiputada por el PAN especializada en la lucha contra la explotación de mujeres. Orozco ha comandado algunas campañas contra los anuncios clasificados de prostitución en prensa o los comerciales de televisión que le han valido algunas enemistades.

El joven párroco de Tenancingo llamado José Alfredo ha aprendido a esquivar el tema. La experta Orozco calcula, según sus indagaciones, que un 30% de los vecinos se dedica a la trata. Un lunes, una secretaria agenda las misas de muertos de los vecinos que se acercan por esta bonita iglesia llena de imágenes clásicas. Dice el padre que no quiere “hablar de eso”, que la Iglesia es una institución vertebral de la ciudadanía que tiene que estar para todos los problemas. Reconoce que el patrón pasea por las calles bañado en billetes pero asegura que no es su institución la que se queda con el dinero, sino que va a parar a los mayorales que custodian las tallas durante el año. Su trabajo es el de mantener la fe de los habitantes del pueblo y guiarles, en la medida de lo posible, por el buen camino. Eso incluye apartarlos de la Santa Muerte, adorada por policías y sicarios a la vez. “Algunas mañanas me encuentro en la parroquia objetos de culto hacia ella e inmediatamente las saco. Este es un lugar sagrado”, dice.

A ella seguramente se tuvo que encomendar más de una vez el hombre sin rostro cuando el FBI pisaba sus talones. El que era un modelo a seguir para los jóvenes de Tenancingo llegó a tener una docena de esposas, como si de un sátrapa persa se tratara. Entre ellas una de 13 años. Las chicas han contado que las vestía a todas de sirvientas y las invitaba a besarle los pies. Lo detuvieron en Puebla acusado de trata y homicidio y cuando estaba rodeado por la policía ofreció cinco millones de pesos a un comisario para que lo dejara escapar. Tras recibir una negativa, pidió que se le aplicara la ley fuga: simular su huida y que fuese ultimado por la espalda. Un sistema muy utilizado durante el porfiriato y la revolución mexicana. Quetzal prefería eso a pasar prácticamente lo que le queda de vida en prisión. Acabó siendo detenido. No tenía escapatoria.

El chico que delante de sus compañeros dijo querer imitarle, en cambio, parece tener dónde elegir. En el taller rompió a llorar cuando cada uno de los menores exponía sus problemas. No quiso apenas hablar y cuando lo intentó no le salían las palabras. El día anterior había escrito en un papel: “¡Ayúdanos!”.

sábado, 29 de junio de 2013

El 'Rock de la cárcel', ahora más que nunca


El enemigo siempre se encuentra entre los más pobres

     Lo que distingue a la tiranía global actual es que no tiene rostro. No hay Führer ni Stalin ni Cortés. Su manera de funcionar varía de un continente a otro, y la historia local modifica sus modos, pero sus pautas generales son las mismas, una pauta de comportamiento circular.
     La división entre los pobres y los relativamente ricos se transforma en un abismo. Se echan por tierra las limitaciones y recomendaciones tradicionales. El consumismo consume toda capacidad de cuestionamiento. El pasado se hace obsoleto. en consecuencia, la gente pierde su personalidad, su identidad, y entonces han de buscar y encontrar un enemigo a fin de definirse. El enemigo _al margen de cuál sea su etnia o su religión_ siempre se encuentra entre los más pobres. Ahí es donde esa pauta circular se transforma en un círculo vicioso.
    Económicamente, el sistema produce, junto con riqueza, cada vez más pobreza, más y más familias sin techo, al tiempo que desde una perspectiva política promueve ideologías que articulan y justifican la exclusión y la eliminación posterior de las hordas de nuevos pobres.
     Ese nuevo círculo político-económico es el que fomenta esa constante capacidad humana para la crueldad que termina borrando la imaginación.

John Berger

"La izquierda perdió su legitimidad cuando empezó a hacer políticas de derechas"



Nuevas investigaciones en torno a la pandemia de 1918


“Los esfuerzos de Bayer en todo el mundo para la fabricación de la aspirina, había dejado pocos sitios sin ella. En los Estados Unidos, una gigantesca fábrica de Bayer producía la la aspirina bajo gestión americana. Después de que los ejecutivos de Bayer fueran acusados de violar la Ley de Comercio con los Enemigos, los anuncios alentaban a confiar en la aspirina”. Karen Starko

Durante mucho tiempo se ha creído, casi un siglo, que un nuevo virus muy virulento salió de la nada en todo el mundo y mató a varios millones de personas en 1918. Dos informes publicados en 2008 y 2009, acaban con este mito para siempre.

El primer informe fue conocido a través de una nota de prensa publicada el 19 de agosto de 2008 por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID):

“Los resultados bacteriológicos e histopatológicos de la serie de autopsias realizadas se obtiene de forma clara y consistente que se produjo una neumonía bacteriana secundaria, causada por lo común en el tracto respiratorio superior, siendo ésta la causa de la mayoría de las muertes que se atribuyeron a la gripe”.

Las personas murieron por bacterias comunes encontradas en el tracto superior, de acuerdo con la investigación llevada a cabo por F. William Engdahl:

“De 20 a 40 millones de personas murieron en todo el mundo por la gran pandemia de 1918, pero no se debió a la gripe o a un virus, sino por una neumonía causada por una gran infección bacteriana”.

El comunicado de prensa de NIAID no dice nada acerca de las causa de estas infecciones bacterianas, pero esto ha sido investigado por la Dra. Karen Starko. Implica a la aspirina en este proceso, coincidiendo con las investigaciones del NIAID sobre la neumonía producida por una gran infección bacteriana, pero que no explica la rapidez con que se produjeron muchas de las muertes:

“La mortalidad aumentó por la superposición de dos síndromes clinico-patológicos: el síndrome respiratorio agudo (SDRA), que habría causado de entre el 10% al 15% de las muertes ( no se han realizado autopsias secuenciales), y una posterior superinfección causando nuemonía bacteriana , que estuvo presente en la mayoría de las muertes”.
Al examinar los historiales clínicos de las personas que murieron, observó Starko que había dos grupos distintos, sobre la base de un desarrollo muy particular desde la aparición de la enfermedad hasta la muerte:

1.- La gente que murió de neumonía a partir de una infección bacteriana, su salud se fue deteriorando a diferentes velocidades, llegando finalmente la muerte, y

2.- Personas que murieron de forma asombrosamente rápida, lo que acrecentó la clásica leyendo aterradora de la gripe de 1918 – la gente se encontraba bien por la mañana y moría en cuestión de horas.

En ambos grupos, la aspirina pudo ser el agente causal probable.

En el primer grupo, el de las neumonías, la aspirina inhibe el sistema inmunitario, las infecciones bacterianas se afianzan. Ya los médicos de aquella época relacionaron las neumonías con el uso de la aspirina.

“ No perdí un solo caso de gripe; mi tasa de mortalidad en las neumonías fue del 2,1%. Los salicilatos, incluyendo la aspirina y la quinina, fueron los únicos recursos seguros de la vieja escuela, fue cosa común oír hablar de una mortalidad del 60% producida por la neumonía·.
~ Dudley A. Williams, MD, Providence, Rhode Island.

“Hay un medicamento que directa o indirectamente fuese la causa de que se produjesen más muertes por la gripe. Todos ustedes saben de qué medicamento hablo. Es el ácido salicílico. La historia de la aspirina está impresa en este proceso. No sé cuál es la acción sedante del ácido salicílico. Tuvo efecto negativos de dos maneras. Por un lado de forma indirecta, la aspirina fue suministrada en grandes cantidades, hasta la postración, y fue la causa del desarrollo de una neumonía”.
~ L. Frank Newton, MD, Somerville, Massachusetts

“De trescientos cincuenta casos sólo perdí uno, un caso de neumonía que me llegó después de que la persona hubiese tomada cien gramos de aspirina en veinticuatro horas”.
~ Cora Smith King, MD, Washington, DC

Para el segundo grupo, que murió de manera precipitada, sus síntomas son compatibles con una sobredosis de ácido acetilsalicílico, produciendo una muerte rápida. Starko explica:

“Un informe de Camp Dix señaló: La enfermedad era una verdadera plaga. La toxicidad extraordinaria, la marcada postración, cianosis extrema y la rapidez del desarrollo de esta enfermedad es algo que todavía no está descrito. La toxicidad del salicilato se ha pasado a menudo por alto debido a que otra enfermedad está presente, pensándose que la dosis era algo trivial y los síntomas (hiperventilación, vómitos, sudoración, dolor de cabeza, somnolencia, confusión, disnea, agitación, epistaxis, vértigo, edema pulmonar y hemorragia) no eran específicos. En 1918, la diferenciación entre intoxicación progresiva por salicilato y una infección patológica, clínicamente “la disnea tiene una duración de unas pocas horas a un día… seguida de insuficiencia respiratoria, colapso circulatorio, convulsiones y la muerte”, parecía algo imposible…

“En resumen, junto antes de mayor pico de muertes de 1918, la aspirina se recomendaba; ahora se sabe que es potencialmente tóxica y que puede causar edema pulmonar y por lo tanto, puede haber contribuido a una mayor mortalidad y a favorecer ese halo de misterio. La mortalidad en los adultos jóvenes puede explicarse por la voluntad de utilizar la nueva terapia, recomendándose la presencia de los jóvenes en los centros reglamentados de tratamiento (militares). La menor mortalidad de los niños puede haber estado en el menor uso de la aspirina. Un texto importante de Pediatría de 1918 recomendaba la hidroterapia para la fiebre, no salicilato, y en su edición de 1920 condenaba la práctica de dar “ productos de alquitrán de hulla en grandes dosis para la reducción de la fiebre… El diferente uso de la aspirina pudo contribuir a las diferencias de mortalidad entre las ciudades y los campamentos militares”.
La causa de los millones de muertes de 1918 no es sólo una cuestión histórica. Desde entonces, las autoridades médicas, los organismos internacionales de salud y los Gobiernos han atribuido aquellas muertes a un virus terriblemente virulento. Su punto de vista es el de 1918: una gran amenaza – el mundo se enfrenta a futuras pandemias igualmente virulentas, capaces de matar a millones de personas.

Se han creado organismos, se han desarrollado planes internacionales, y se han establecido protocolos de emergencia, incluyendo planes de actuación militar. Miles de millones de dólares se han dedicado a encontrar una vacuna para proteger al mundo de una posible repetición de la gripe española de 1918.

Sin embargo, el NIAID ha dicho que no hay evidencias de una gripe, y que las bacterias respiratorias comunes fueron las responsables. El trabajo de Starko ofrece una perspectiva científica acerca de cómo la aspirina fue la causa probable de los dos tipos de muerte observados durante 1918, una lenta y otra increíblemente rápida.


Mientras tanto, los Gobiernos, los Centros de Control de Enfermedades y la Organización Mundial de la Salud, señalan que las muertes rápidas son una de las características aterradoras del misterioso virus y que procedía por tanto el desarrollo de vacunas.

Teniendo en cuenta que los millones de muertes de 1918 parecen estar relacionadas con la panacea de entonces de la Industria Farmacéutica (la aspirina), aplicada erróneamente, y que las vacunas son la panacea de la Industria Farmacéutica de hoy en día, recogiéndose el mediante leyes el tratamiento de las pandemias, es esencial que el mundo conozca los hechos de 1918.

Fuente: http://noticiasdeabajo.wordpress.com/2011/07/09/nuevas-investigaciones-en-torno-a-la-pandemia-de-1918-i/

La Comida de Hoy y la del Futuro

Brasil: Las protestas de Junio en imágenes

jueves, 27 de junio de 2013

Volando sobre la Tierra Media

Brasil juega mejor que España


Brasil juega mejor que España. Sus jugadores no especulan ni marean al personal con interminables jugadas que no conducen a nada. No esconden la pelota como aquí. No son tan marrulleros ni pegan tantas patadas ni golpes bajos. No entran por detrás para hacer daño. Y si cometen faltas, están dispuestos a rectificar. Están dispuestos a replegarse cuando se equivocan en el ataque. No tratan de colar goles ilegales. Cuando la grada les abuchea, terminan escuchándola. Saben que juegan para el público, no para su beneficio y fama. Son mejores que los nuestros, juegan para el equipo, no para su propio lucimiento. No hablo de fútbol, claro, hablo de política. Qué diferencia entre los políticos españoles y los brasileños. El equipo de políticos españoles y sus palmeros mediáticos, han despreciado, desoído, criminalizado y reprimido todas las protestas ciudadanas de los últimos años.Los diputados brasileños han cedido a los pocos días de manifestaciones y han puesto en marcha la reforma que les pedía la calle. Brasil juega mejor a la política que España.

En Brasil la calle pide lo mismo que aquí llevamos pidiendo años: que termine la impunidad de la corrupción política. En solo unos días, los ciudadanos brasileños han conseguido que los políticos rectifiquen una ley que limitaba las investigaciones de tramas corruptas. Lo hicieron mal, como lo hacen los nuestros, pero por lo menos ahora han dado marcha atrás. Este ha sido el mejor gol desde que empezó la Copa Confederaciones.

Puede que lo hayan hecho porque el mundo entero mira a Brasil estos días. Pero toda Europa conoce ya la podredumbre de la política española y aquí no hay reacción ninguna de nuestras instituciones después de años de presión popular. Ninguna. Ni siquiera cuando se presentan un millón y medio de firmas en el Congreso ni después de las miles de manifestaciones, de los millones de personas que han salido a la calle en estos años. A todos ellos, este y el anterior gobierno les ha regateado, los ha tratado a patadas y les ha metido un gol tras otro por debajo de las piernas.

En Brasil, los políticos rectifican y derogan leyes injustas. Aquí no se mueven y decretan leyes injustas. Aquí el ministro de Educación se ha visto obligado rectificar pero ni se ha planteado dimitir después de un año y medio de escándalos y errores. Aquí el ministro de hacienda no da explicaciones de errores flagrantes de su cartera y encima dice con chulería que “ya ha pedido perdón”. Aquí nos roban el partido. Lo tengo claro: yo voy con Brasil.

Dos tipos de carácter

.................  

        La capacidad puede ponerse al servicio de un oficio o bien al servicio del dominio sobre los demás. El oficio tiene que ver con la capacidad de hacer bien algo; el dominio, con la demostración a los demás de lo bien que algo está hecho. El artesano y el maestro representan dos tipos de carácter que concitan respeto de dos maneras muy distintas.
        La distinción entre oficio y dominio es definida con agudeza en un poema de W.H Auden, "Sext". Auden evoca así las habilidades del artesano:

                                                   No hace falta saber lo que alguien hace
                                                   para saber si es su vocación,

                                                   basta observarle los ojos:
                                                   un cocinero preparando una salsa, un cirujano

                                                   practicando una incisión primaria,
                                                   un oficinista extendiendo la factura de un envío,

                                                  tienen la misma expresión arrobada,
                                                  con olvido de sí mismos en una función.

         E inmediatamente en el mismo poema, contrapone a la fuerza del artesano la habilidad para demostrar superioridad:

                                                 No hace falta oír las órdenes que da
                                                 para saber si alguien tiene autoridad,

                                                 basta observarle la boca:
                                                 cuando un general sitiador ve

                                                 la brecha que sus tropas han abierto en la muralla,
                                                 ....cuando

                                               con una mirada de reojo al jurado, sabe
                                               el fiscal que el acusado será ahorcado,

                                               sus labios y las comisuras en torno a ellos
                                               se relajan, no sólo en simple expresión

                                               de placer por el dulce logro obtenido, sino de satisfacción
                                               por tener razón...

         El sentido del oficio requiere la inversión del trabajo personal en el objeto como fin en sí mismo: como dice Auden en su poema, el artesano se olvida de sí mismo en una función. En cambio, en el dominio,el objeto es un medio para otro fin, el de exhibir ante otros lo que se ha hecho, lo que se ha llegado a ser. La exhibición de dominio requiere en parte la aprobación  de los otros, pero también es una satisfacción consciente, "la satisfacción de tener razón"

.............

El respeto
Richard Sennett

lunes, 24 de junio de 2013

"En El Salvador vas del hospital a la cárcel"

Sin una ley que priorice el principio de inocencia y con el sistema penitenciario más violento de América Latina, más de 49 mujeres que han sufrido un aborto se encuentran detenidas con una condena entre 30 y 50 años a sus espaldas. Sonia Tabora fue una de ellas y aquí su historia


Sonia Esther Tabora tiene 28 años, pero siente que ha vivido como 40. Es delgada, tímida y de poco hablar. Estuvo 7 años en la cárcel, y condenada a una pena de 30. Su delito fue sufrir un aborto involuntario, que la Fiscalía calificó como homicidio agravado.

“En El Salvador vas del hospital directo a la cárcel. Yo entré en el hospital, me trasladaron al penal y no regresé a casa sino siete años y medio después”, así resume Sonia toda una etapa que ha trastocado su vida.

En la madrugada del 20 de febrero de 2005, Sonia sintió dolores de barriga, por lo que su padre le ofreció una infusión de hojas de naranja. Ella descartó el remedio casero y se fue a dormir.

“A medianoche no aguanté el dolor”, por lo que fue a un terreno ubicado a 50 metros de su casa, en una zona rural a 60 kilómetros de San Salvador. Sonia caminó hasta que paró “justo al lado de la mata de limón” porque tenía ganas de ir al baño. En la zona no cuentan con inodoros, sino con letrinas, y en el caso concreto de su familia “con la tierra cercana”.

A partir de allí perdió el conocimiento. “Es que me quedé…” y no termina la frase pese a que han transcurrido 8 años. Su hermana Maritza preocupada por lo que tardaba, salió a buscarla hasta que la encontró en estado de shock, y la ayudó a caminar hasta la casa, donde con la luz de un foco vio que la falda estaba llena de sangre. “Nadie sabía que estaba embarazada, tenía vergüenza” es lo único que Sonia comenta del tema.

La familia solicitó ayuda a los vecinos porque no contaban con transporte público. “Mi hermana dice que no hablaba ni una palabra, cuando llegué al hospital, el médico me dijo: ‘te voy a sacar la verdad de lo que hiciste’, no respetó como estaba ni respetó el secreto profesional”.

La policía fue hasta el lugar donde Sonia había tenido el aborto involuntario, y encontraron al feto (de siete meses de gestación). Hicieron el levantamiento del cadáver “y enseguida vino una policía a decirme que quedaba detenida, que al tener el alta médica me iba a los calabozos”.

“A partir de ese momento no confié en nadie, vi pocas veces mi defensor público, a los seis meses la Fiscalía me acusó de homicidio, y el juez dictó 30 años de condena, toda una vida, toda una vida metida en una celda”.

En la cárcel conoció a Karina Clímaco, otra joven que fue condenada por abortar en El Salvador. Ambas fueron atendidas por la Agrupación Ciudadana, el Movimiento por la Interrupción Legal del Embarazo por la Salud de las Mujeres (MILES) y las irregularidades de sus casos fueron denunciadas en el plano judicial y público.

“En El Salvador antes eres culpable que inocente”, dice con total resignación. La principal prueba en contra de Sonia fue la palabra del médico, quien desde el primer momento la acusó de abortar, un hecho penalizado como delito en este país centroaméricano.

Los tres mil días encarceladas “fueron tristes y en completa soledad. Mi familia por falta de dinero no podía venir siempre a verme. Te hacen sentir una asesina, no era la única detenida por la misma situación, cada vez más”.

El abogado Denny Muñoz asumió el caso de Sonia después de cinco años olvidada en una de las cárceles del sistema penitenciario más peligroso de América Latina, como es el de El Salvador.

“Yo no creía ni en mi sombra, pero el abogado me demostró que sí importaba. Él me explicó todas las irregularidades que tenía mi caso, por ejemplo que no había pruebas directas, ni siquiera se le hizo la autopsia al cuerpo para determinar si nació vivo o muerto. El juez me acusó de asesinar a mi hijo, sin comprobar si había sido un aborto involuntario, sin investigar lo que de verdad ocurrió”.

La denuncia que hicieron las organizaciones sociales tuvo su efecto. El pasado 14 de agosto del 2012, el colegiado de jueces del Tribunal de Sentencia reconoció que su condena por el delito de homicidio agravado, tras el aborto, fue un error y ordenó la libertad inmediatamente.

“A las dos de la tarde salí y me recibió mucha gente, me aplaudían y me dieron abrazos de apoyo. Me sentí bien, sentí que la pesadilla había terminado luego de casi 8 años. Me siento muy feliz y doy gracias primero a Dios por mi libertad”.

Hoy Sonia sigue su propia lucha: readaptarse al mundo que la aisló por siete años. “No es un camino fácil, nada fácil, nada… Aún muchas chicas en El Salvador viven lo que yo viví, y esto el mundo debería saberlo”, se lamenta Sonia.

Leer más: http://www.lavanguardia.com/vida/20130624/54376872898/el-salvador-aborto-prision.html#ixzz2X9n5ZNLX

Introducción al salvaje dadísmo berlinés


El nacimiento oficial del Dadaísmo se sitúa en Zurich en 1916, punto neutral en mitad de la I Guerra Mundial; sus fundadores, los rumanos Marcel Janco (1895-1984) y Tristan Tzara (1896-1963) y los alemanes Hans Arp (1866-1966), Richard Huelsenbeck (1892-1974) y Hugo Ball (1886-1927), que frecuentaban el Cabaret Voltaire, un tugurio fundado por este último en 1915. Todos ellos habían abandonado sus respectivos países de origen debido a la guerra, aunque Arp, que por aquellos entonces era un artista de proyección internacional, había vivido su inicio en Francia. La postura de todos ellos era de rechazo frontal al conflicto, pero con el tiempo, el criterio de unos y otros hizo les hizo divergir en cuanto a la decisión de acercarse o no a una determinada opción política. Desde el inicio del movimiento, los primeros dadaístas ejercieron una encomiable labor de documentación y contaron con su propia revista, en la que, desde 1918, llegaron a publicar hasta tres manifiestos diferentes. Todo el material que iban editando era además de una enorme utilidad a la hora de extender las bases del movimiento, que desde el principio fue saludado por intelectuales y artistas en Europa y América.

El Dadaísmo dio nombre a una actitud de búsqueda del absurdo en la realidad y de desprecio por completo del arte y la literatura que se había producido en Europa hasta el comienzo de la I Guerra Mundial. Su actitud deliberadamente provocadora y nihilista aprovechaba el hecho de que, al haber surgido en mitad de la guerra, sus impulsos subversivos no podían ser canalizados hacia ningún otro movimiento, evitando así el ser absorbidos e insertados en la “normalidad” del espectro social. Era la vanguardia cuyo principio se basaba en el rechazo de todas las manifestaciones de la vida moderna, incluidas el resto de vanguardias. La Gran Guerra fue además su sustento ideológico, como apuntaba Tristan Tzara en el pasaje que reproducíamos a comienzos del anterior post. El primer gran logro del Dadaísmo fue agrupar bajo la misma etiqueta a las manifestaciones que se venían produciendo ya antes de la fundación del movimiento en puntos diferentes de Europa y que tenían en común la voluntad de provocación y puesta en cuestión del modelo existente, sea cual fuere, empleando para ello la ironía en unos casos y el ataque directo en otros, pues como Tzara apuntaba, era la respuesta natural que el sinsentido de la guerra causaba. Y fue la guerra objeto de crítica y a la vez de inspiración, como ocurre en el caso de Georges Grosz y sus dibujos del Berlín de posguerra:

Siendo un movimiento que por su propia naturaleza negaba a todos los demás, su filosofía partía de los conceptos fundamentales sobre los que el Expresionismo se había sustentado, a saber, su actitud de confrontación frente a la realidad, más que la aceptación y reinterpretación de esa realidad con el objetivo de superarla. Por decirlo de otro modo: la concepción del proceso creativo sólo como una parte de una postura ante la vida, de una moral absoluta, de una actitud.

El Dadaísmo llegará a Alemania en 1917 de la mano de Richard Huelsenbeck, quien tras una temporada alejado del círculo y las ideas dadaístas de Zúrich, retomará oficialmente su actividad en favor del movimiento tras una charla dadaísta en la galería I. B. Neumann a principios de Febrero de 1918. Atraídos por su carácter polémico y crítico con la realidad social alemana, muy pronto se le unirán George Grosz (1853-1959), -figura decisiva para el desarrollo posterior del arte alemán-,Raoul Hausmann (1886-1971) -uno de los introductores de la novedosa técnica del fotomontaje-,Johannes Baader (1875-1955) -un excéntrico visionario a quien prestaremos atención en el siguiente post- y John Heartfield (1891-1968) -quien junto a Grosz produjo la mayor parte de la obra de este período que ha llegado hasta nosotros-, entre otros. En Abril de ese mismo año, Huelsenbeck publicó el manifiesto dadaísta de Berlín en el que sus firmantes se posicionaban desde el principio contra el Expresionismo y sobre todo contra la abstracción. Pese a ello, es evidente que la impronta expresionista siguió siendo clara sobre todo en la obra de Grosz, de ahí su importancia como figura que enlaza el lenguaje expresionista de vanguardia con las innovadoras técnicas dadaístas -fotomontaje, fotocollage- y el realismo objetivo que impregna el arte alemán mediados los años 20.

Más informacción: http://innerselves.wordpress.com/tag/berlin/


Vivir de tren en tren

El fotógrafo Mike Brodie ha documentado en imágenes la historia de jóvenes que vagan sin destino en EE.UU. colándose en trenes. Estas son algunas de las imágenes que ha captado a lo largo de casi cinco año

Mike Brodie: vivir de tren en tren, sin destino
Mike Brodie: vivir de tren en tren, sin destino
Mike Brodie: vivir de tren en tren, sin destino
Mike Brodie: vivir de tren en tren, sin destino
Mike Brodie: vivir de tren en tren, sin destino
Mike Brodie: vivir de tren en tren, sin destino
Mike Brodie: vivir de tren en tren, sin destino
Mike Brodie: vivir de tren en tren, sin destino
Mike Brodie: vivir de tren en tren, sin destino
Mike Brodie: vivir de tren en tren, sin destino

domingo, 23 de junio de 2013

Superluna llena 2013


Noche de San Juan y superluna llena. Para muchos, es una combinación mágica. Lo cierto es que este domingo la Luna se ve un 14 por ciento más grande y un 30 por ciento más brillante que normalmente.

Se debe a que el satélite está en su punto más cercano a la Tierra en este año, lo que provoca un espectáculo raro y unas imágenes espectaculares.

La NASA explicó que la Luna llega a su perigeo a una distancia de 356.991 kilómetros de la Tierra. Esto ocurre al menos una vez por mes, y a veces dos veces por mes, con una variación de las distancias de alrededor del 3 por ciento.

La Luna no estuvo tan cerca de la Tierra desde mayo de 2012 y no volverá a estarlo hasta agosto de 2014. En teoría, la luna llena es algo que dura un momento, pero a la vista humana aparece como "llena" un par de días antes y un par de días después del acontecimiento.

La casi coincidencia de la luna llena y el perigeo de la Luna causará variantes mayores en las mareas de los océanos, pero las mareas más altas no coincidirán con el perigeo lunar, sino que ocurrirán un par de días después, dependiendo de la ubicación costera.

Carta de Federíco García Lorca a Salvador Dalí


Barcelona , 31 de julio de 1927 .
Cafè de la Rambla .

Mi querido salvador : Cuando arrancò el automòvil , la oca empezò a graznar y a decirme cosas del Duomo de milàn . Yo estuve a punto de tirarme del coche para quedarme contigo ( contiguito ) en Cadaquès , pero me detenìa el expresivo reloj pulsera de Pepe y la nariz de pepe que echaba en la mañana al baño de marìa de Parìs un canalito de sangre clara duro en su cara lastimosa . Al despedirme de los Qucurucuchs en el recodo de la carretera , te he visto pequeño comièndote una manecita roja con aceite y utilizando un pequeño tenedor de yeso que te sacabas de los ojos . Todo con una ternura de pollo recièn salido del cascaròn y tiu tiu y de pirriti mano . ! Ay ¡
Ahora sudo y sufro un calor insportable . Cadaquès tiene la alegrìa y la permanencia de belleza neutra del sitio donde ha nacido venus , pero ya no se recuerda .
Va hacia la belleza pura . Desaparecieron las viñas y se exaltan dìa por dìa las aristas que son como las alas y las olas que son como las aristas . Un dìa la luna , mojada con elasticidad de pez mojado y la torre de la iglesia oscilarà de goma blanda sobre las casas , duras o lastimosas de cal o de pan mascado . yo me entusiasmo pensando en los descubrimientos que vas a hacer de cadaquès y recuerdo al Salvador Dalì neòfito lamiendo la càscara del crepùsculo sin entrar dentro todavìa , la càscara rosa palidìsima de cangrejo puesto boca arriba . Hoy ya estàs dentro . desde aquì siento ( ! ay ¡ hijo mìo què pena ) el chorrito suave de la bella sangrante del bosque de aparatos y oigo crepitar dos bestiecitas como el sonido de los cacahuetes cuando se parten con los dedos . la mujer seccionada es el poema màs bello que se puede hacer de la sangre y tiene màs sangre que toda la que se derramò en la Guerra Europea , que era sangre caliente y no tenìa otro fin que el de regar la tierra y aplacar un sed simbòlica de erotismo y fe . Tu sangre pictòrica y en general toda la concepciòn plàstica de tu estètica fisiològica tiene un aire concreto y tan proporcionado , tan lògico y tan verdadero de pura poesìa que adquiere la categorìa de lo que no es necesario para vivir
Se puede decir :" iba cansado y me sentè a la sombra y frescura de aquella sangre "
o decir : Bajè el monte y corrì toda la playa hasta encontrar la cabeza melancòlica donde se agrupaban los sabrosos bestecitos crepitantes tan ùtiles para la buena digestiòn ".
Ahora sè lo que pierdo separandome de tì . La impresiòn que me da Barcelona es la impresiòn de que todo el mundo juega y suda con una preocupaciòn de olvido . Todo es confuso y embistiente còmo la estètica de la llama , todo indeciso y desquiciado . Allì en Cadaquès la gente se siente no en el solo suelo todas las sinuosidades y poros de las plantas de los pies : Ahora veo como en Cadaquès me sentìa los hombros : Es una delicia para mi recordar las curvas resbaladizas de mis hombros donde por primera vez he sentido en ellos la circulaciòn de la sangre en cuatro tubitos esponjosos que temblaban con movimiento de nadador herido .
Quisiera llorar pero con el llanto sin conciencia de Lluìs Salleras o con el canto estupendo de cuando tu padre tararea la sardana " una lagrima " .
Me he portado como un burro indecente contigo que eres lo mejor que hay para mì.
A medida que pasan los minutos lo veo claro y tengo verdadero sentimiento . Pero esto sòlo aumenta mi cariño por ti y mi adhesiòn por tu pensamiento y calidad humana .
Esta noche ceno con todos los amigos de Barcelona y brindarè por ti y por mi estancia en Cadaquès pues las plazas del exprèss estaban tomadas .
Saluda a tu padre , a tu hermana Ana Marìa a quien tanto quiero y a Raimunda .
Acuèrdate de mì cuando estès en la playa y sobre todo cuando pintes las crepitantes y unicas cenicitas , ! ay mis cenicitas ¡ pon mi nombre en el cuadro para que mi nombre sirva para algo en el mundo y dame un abrazo que bien lo necesita tu federico .
! Hace un calor espantoso !
! pobrecito !
Que hagas el artìculo de mi exposiciòn
y que me ecribas hijito .


Dalí y Lorca, cartas de seducción

Tú eres una borrasca cristiana y necesitas de mi paganismo (...) yo iré a buscarte para hacerte una cura de mar. Será invierno y encenderemos lumbre. Las pobres bestias estarán ateridas. Tú te acordarás que eres inventor de cosas maravillosas y viviremos juntos con una máquina de retratar (…)”. Así de apasionado escribe Salvador Dalí en el verano de 1928 a su íntimo amigo Federico García Lorca. Era algo más, “un amor erótico y trágico, por el hecho de no poderlo compartir”, aclararía el pintor en 1986, en una carta al director publicada en EL PAÍS y dirigida a Ian Gibson, al que acusa de subestimar sus relaciones con el poeta, “como si se hubiera tratado de una azucarada novela rosa”.

La relación entre estos dos genios se dio, con altibajos, entre 1923 y 1936, y dio pie, colaboraciones artísticas aparte, a un intenso epistolario, una particular conversación iniciada en 1925 y que, por vez primera, puede leerse en su conjunto en Querido Salvador, Querido Lorquito (Elba), gracias a la labor del periodista Víctor Fernández.

Tan hábil como meticuloso, Fernández (que ha recuperado la erudita edición de las cartas de Dalí que anotó el estudioso Rafael Santos Torroella) ha reunido además la correspondencia que Lorca mantuvo también con el padre y la hermana del pintor, Ana María Dalí, y con Lidia de Cadaqués, extravagante personaje que se creía la reencarnación deLa ben plantanda de Eugeni d’Ors. Tampoco es tanto epistolario. De la cartas del pintor al poeta aún han sobrevivido una cuarentena; de las de Lorca a Dalí, apenas siete. Fernández cree que la explicación a la diferencia aparece si se busca a la mujer. En este caso, a dos: “Una es Ana María, que vendió mucho material de archivo de su hermano tras la Guerra Civil; la otra es Gala, que por celos destruyó otras muchas; entre los papeles de García Lorca ha sido hallada una anotación que reza: “Gala no me gusta”; luego se sabe que Lorca era uno de los temas no gratos en casa de los Dalí cuando estaba Gala; entre los papeles del pintor hay cartas de Lorca recortadas con tijeras; a esa documentación tenía acceso poquísima gente, entre ellas la mujer del pintor”, sitúa Fernández.

Tras esas desapariciones está, según el compilador, la sombra de una pulsión homosexual. La correspondencia, pespunteada de dibujitos de uno y otro y de postales retocadas, “es un juego de seducción: Lorca da lo mejor de sí mismo, tratando de encandilar con su palabra a un Dalí que quiere estar a la altura intelectual del poeta. Uno intenta atrapar al artista en su tela de araña; el otro deja hacer hasta cierto punto”, opina Fernández.

No hay nada explícito en las cartas, ni tan siquiera una mención a la joven Margarita Manso, con la que Lorca mantiene relaciones sexuales a petición del propio Dalí, voyeur de un encuentro que fue una condición que impuso el pintor para mantener relaciones con el poeta. El sacrificiode García Lorca no sirvió de nada porque Dalí siguió sin ceder, en especial durante la segunda estancia del poeta en Cadaqués, en 1927, como después haría público en una soez entrevista con Max Aub.

El pintor surrealista, sin embargo, se sabe atractivo a los ojos del poeta y juega varias veces con las referencias sexuales. Lo practica incluso en una carta de principios de septiembre de 1928 en el contexto de una dura crítica literaria que el pintor hace a Lorca sobre su reciénRomancero gitano (ver despiece).

Algunos estudiosos quisieron ver en esa misiva el inicio del final de la relación. “No hubo ruptura sino distanciamiento”, apunta Fernández, quien recuerda que hay correspondencia posterior y cita una carta en la que Lorca se ríe del pequeño timo que un Dalí necesitado de dinero intentó perpetrar contra los padres del poeta bajo el pretexto de que aún no había cobrado como escenógrafo de la obra de su hijo Mariana Pineda

.El distanciamiento sería aprovechado por Luis Buñuel, a su modo celoso, que va haciendo “una labor de zapa en esa relación”; el cineasta, hasta entonces con escaso eco intelectual y popular, acabaría realizando con Dalí el guion de Un perro andaluz, título en el que Lorca siempre se sintió aludido.

El mecanicismo, las películas de Buster Keaton, recomendaciones literarias de todo tipo (con referencias a Joyce incluidas) y explicaciones de cómo van sus respectivas obras, algunas comunes, van desfilando por las páginas de la correspondencia, que Fernández ha trufado con algún inédito, como un dibujo que el propio Dalí pidió que se llamaraLorca Dalí (1926), o una hoja de carta de la finca de Coco Chanel, donde se hospedó Dalí, de 1938, y en la que el artista dibujó una cabeza del ya asesinado García Lorca. “El poeta empezó a aparecer en dibujos suyos tras su muerte”, explica Fernández.

Defiende el compilador que Dalí tuvo una época lorquiana que dio frutos en doble sentido. En Lorca: una Oda a Salvador Dalí, publicada en laRevista de Occidente (y en apéndice en el libro): “Lorca no hizo nada así por nadie más”; Dalí, por su parte, habría reflejado al granadino en las pinturas La academia neocubista y en La miel es más dulce que la sangre, este último un cuadro en paradero desconocido pero del que el libro recoge un esbozo. Como obra en común quedará la pieza teatralMariana Pineda, con figurines del pintor.

A Dalí le quedó la sensación de que podía haber evitado quizá la muerte de Federico. “Creía que no insistió lo suficiente para que le acompañara a Italia en 1936”. Cuando murió su esposa Gala, en 1982, Dalí se enrocó mentalmente y viajó a su juventud en la Residencia de Estudiantes, donde en 1923 conoció a Lorca y a Buñuel. En los huesos, negándose a comer, con 34 kilos, una de las enfermeras que atendió a Dalí en ese final dijo que en todo ese tiempo sólo le entendió una frase: “Mi amigo Lorca”.

"La austeridad es un peligro para la salud pública"

El investigador de Oxford David Stuckler acaba de publicar con su colega Sanjay Basu el libro 'Por qué la austeridad mata" (Taurus), un detallado estudio, del que publicamos su prefacio, sobre los aspectos económicos de la salud en el que pone en evidencia las consecuencias de las políticas de ajuste: "Aumentan el paro, las enfermedades y los suicidios cuando se aplican recortes".
David Stuckler, investigador y experto en los aspectos económicos de la salud. / Marta Jara

David Stuckler habla bajo, despacio, como si supiera que lo que está diciendo es tan importante que debería permanecer lejos de oídos indiscretos. Pero nada más lejos de su intención: escribe artículos, da conferencias por media Europa y acaba de publicar un libro revelador, Por qué la austeridad mata (Taurus), en cuyas páginas desgrana los efectos de los recortes económicos a través de estadísticas y casos de personas afectadas directamente por los recortes.

Los dirigentes políticos y económicos afirman que la austeridad es imprescindible para reducir los desajustes fiscales y de deuda.

La austeridad es el principal enemigo. Los datos que nosotros aportamos dicen otra cosa, que los miren. Según nuestros estudios, lo que consigue la austeridad es retrasar la recuperación, en el caso de que se consiga. Ahí están los ejemplos de países que han aplicado en el pasado las recetas del Fondo Monetario Internacional. Y, mientras eso sucede, se devalúa la sanidad pública, la salud de la población. La idea más extendida es que las recesiones son inevitablemente perjudiciales para la salud. Pero no es así. Son una amenaza, pero también una oportunidad para la salud pública. El problema es que se está optando por empeorarla, no por mejorarla.

En España argumentan que no se podía endeudar más el país, que la financiación era inasumible.

La prima de riesgo de España que tenía España antes de aplicar las políticas de austeridad era muy inferior a la que tiene ahora. Además, lo que se está consiguiendo es retrasar el crecimiento, alargar la recesión y más paro. El paro es el principal riesgo para la salud de un país. Y España tiene seis millones de parados; un 57% de los jóvenes no tiene trabajo, lo cual es una situación de extrema vulnerabilidad. Deberían ver que en países donde no se ha aplicado la austeridad, como EE UU, la economía va mejor que en los que sí lo han hecho, como Reino Unido y Grecia, por ejemplo, donde la crisis se ha convertido en una tragedia sanitaria. No tiene por qué ser así, una crisis puede servir para corregir políticas [y muestra un gráfico que lleva en una carpeta para argumentar su tesis].



¿Qué quiere decir con eso?

La austeridad es un peligro para la salud pública. De vida o muerte. Un parado es una persona más proclive a las enfermedades mentales, a caer en depresiones, ansiedad, a consumir alcohol, drogas... Cae la esperanza de vida. Un parado puede perder su casa y verse en situaciones de emergencia. De acuerdo con nuestros estudios, en todos los países en los que se han aplicado medidas de austeridad han aumentado los suicidios. Los datos están ahí.

Si esto es así, ¿por qué los políticos no cambian de estrategia?

No es por la crisis, es por ideología. El FMI ha tenido que pedir perdón a Grecia recientemente, pero ya es tarde. Han pedido perdón por haberse equivocado anteriormente en otros países. El problema es que son decisiones ideológicas. La prioridad es crear empleo, no la austeridad. Se puede recortar, pero nunca en sanidad, educación o servicios sociales. Una persona con empleo enfermará menos, consumirá más, tributa, estará más feliz... Y todo eso se contagia.

Un caso singular, que explica en su libro, es el de Islandia.

Es verdad que es un país muy pequeño. Pero allí la población influyó, a través de un referéndum, en la política del país: se negó a pagar por los errores de sus bancos, ha emprendido medidas legales contra los dirigentes políticos. Reforzó sus programas de protección social y es de los pocos países que no han experimentado un aumento de las muertes durante la Gran Recesión que estamos sufriendo. El gasto social pasó del 21% al 25% del PIB entre 2007 y 2009, y la economía ha crecido un 3% en el último año. Igual ocurrió con el New Deal de Roosevelt en EE UU durante los años 30: sacó al país de la Depresión y creó mecanismos de protección social. Incluso Obama ha evitado las políticas de austeridad y están saliendo de la crisis con mejores indicadores que los países europeos. También pasó con las inyecciones de dinero público tras la Segunda Guerra Mundial, que llevaron al Estado del bienestar, después de la experiencia que supusieron las políticas duras en Alemania en los años 20 y 30, que todos sabemos a dónde condujeron. No es verdad que no haya alternativas. Hay alternativas. Las políticias de estímulo sí llevan a la recuperación. La recesión en Grecia, por ejemplo, ha empeorado por la austeridad: la incidencia del VIH ha crecido un 52%, la tasa de suicidios se ha duplicado, ha reaparecido la malaria y el número de asesinatos ha aumentado. Grecia ha de ser un ejemplo de que la austeridad sale muy cara a largo plazo. En menor escala, Reino Unido, con las políticas de austeridad de Cameron, sigue con la economía contraída.

La políticas de austeridad también están afectando a derechos, como a los inmigrantes sin papeles en España

En efecto. Y es un grave error. Cuando se recortan los servicios sanitarios y la gente deja de ir a la atención primaria, lo que se consigue es que empeoren los enfermos y, al final, terminen yendo a Urgencias para recibir un tratamiento mucho más largo y costoso. Igual ocurre con las privatizaciones. Ya lo vimos en Inglaterra, incluso en Italia. Al principio, dicen que se ahorran dinero pero, después, es más caro, por los tratamientos que se hacen en uno u otro hospital, dependiendo de si es público o privatizado, y, también, porque en más de una ocasión ha tenido que ir la Seguridad Social ha rescatar a los hospitales privados.

Un café en Huesca

BUNker, teruel

Si pasan por la antigua carretera de Teruel a Zaragoza, a muy pocos kilómetros de Teruel, en un lugar llamado los Llanos de Caudé, presten atención al monótono paisaje. Y no corran. Pasarán a muy pocos metros de unpequeño mausoleo, con sus coronas de flores y su bandera republicana. Ese lugar que vislumbrarán a través de la ventanilla del coche con la fugacidad de las apariciones y los espejismos, señala el lugar donde estaba el antiguo pozo (uno de ellos) al cual fueron arrojadas las víctimas de la represión franquista. Durante mucho tiempo no hubo recordatorio alguno en el lugar. Solo los habitantes de la zona conocían la existencia de esa fosa común. Un pastor de la zona, a base de contar los tiros que escuchaba, llegó a contar 1005 víctimas. Hace poco la zona se urbanizó. Se pretendía construir un polígono industrial. Pero el monumento resiste. Y bajo el asfalto reposan los huesos de las víctimas, esperando que alguien se acuerde de ellas. No son los únicos restos que quedan por exhumar, ni en España ni en Aragón.

Muy cerca de allí, y no es ninguna casualidad, están las lápidas de tres pilotos alemanes de la Legión Cóndor, que fueron derribados en combate. Estas lápidas, al igual que muchos búnkers, trincheras, nidos de metralletas y otros restos de la Guerra Civil, se pueden visitar fácilmente y pueden ser punto final de una serie de excursiones a pie, en bicicleta, a caballo y en coche, que han sido adecuadamente reseñadas en dos libros fundamentales:Lugares de la guerra. 35 itinerarios por la batalla de Teruel y Más lugares de la guerra. Otros 35 itinerarios por la batalla de Teruel, de Alfonso Casas Ologaray. Si tienen tiempo y ganas, cojan una mochila y échense al monte; además de estos restos de la guerra, las sierras de Teruel tienen muchísimos atractivos: grandes bosques, montañas altas pero a las que es fácil ascender, con cumbres de 2000 metros, barrancos y paredes verticales para los que buscan la dificultad, ríos y pantanos donde pescar, bañarse o simplemente sentarse a descansar en la orilla, entre la sombra de los árboles, rincones tranquilos, solitarios, rincones para dejar volar la mente y olvidar los problemas. Luego vuelvan a la civilización. Mora de Rubielos, Rubielos de Mora, Albarracín, Valderrobles, son algunos de los muchos pueblos de la zona que merecen entrar en la categoría de pueblos más hermosos de España. Allí encontrarán buenos restaurantes y buenos alojamientos, con todas las comodidades posibles. Descansen y olviden. Pero no lo olviden todo.

LAPida aviador alemán, teruel 02

Este reportaje trata de esto. Del viaje hacia el pasado. Del viaje hacia una parte de nuestra historia reciente. Todo viaje es placer. Pero entre placer y placer no es incompatible un momento de reflexión. Hay historias terribles que tal vez deberían ser olvidadas. O mejor aún: deberían no existir. Pero por desgracia existen. Nosotros no podemos cambiar el pasado. Pero sí podemos conocerlo.

Para lo que les voy a contar a continuación tienen que conducir un poco más lejos. Pasen el largo valle del Jiloca. Pasen los viñedos de Cariñena. Dejen de lado Zaragoza, Fuendetodos, Belchite. Son lugares muy interesantes, que merecen una parada, pero lo dejaremos para otra ocasión. Ahora vamos hasta Huesca, hasta una de las comarcas más desoladas del país (de un país con muchas comarcas desoladas): los Monegros.

¡Ah! Y pongan música. Si puede ser pongan una vieja canción de un grupo británico llamado Manic Street Preachers. Un canción que ostentó el curioso récord de ser la canción que había llegado al número uno con el título más largo. Esta canción es If you tolerate this your children will be next y ese título no es una invención, es el lema de un cartel de la Guerra Civil española. ¿Sorprendidos? Escuchen la canción. Habla de caminar por Las Ramblas, de matar fascistas… La canción fue un gran éxito en 1998, como ya he dicho, justo 51 años después de la creación del cartel del que toma el título. Tal vez ustedes no hayan visto muchos carteles de este tipo. O quizá sí. Sé por experiencia que en algunos casos los carteles de propaganda bélica exageran la realidad. En este caso no hacía falta exagerar nada: un niño muerto por un bombardeo es un niño muerto por un bombardeo. La imagen es suficientemente terrible para llamar la atención y para remover conciencias (al menos de los que la tienen). Pero el cartel no estaba destinado a los españoles, que sufrían la guerra todos los días, sino a los que la veían de lejos, a los que tal vez pensaban que aquello no iba con ellos. Y ahí entraba el texto, que era tan terrible y tan acertado como la imagen: “Si toleras esto tus hijos serán los próximos”. Este cartel podía verse en las calles de Londres y otras ciudades europeas en 1937. Algunos le hicieron caso (muchos voluntarios de las Brigadas Internacionales sabían bien lo que se jugaban, y así lo dejaron escrito), otros no hicieron tanto caso y luego se arrepintieron: como el Gobierno americano cuando reconoció que debían haber ayudado a la República (“¡a buenas horas!”, podríamos decir), y otros, sencillamente, no le prestaron el menor interés. Por desgracia Hitlery Mussolini se encargaron un par de años después de dar la razón a los republicanos españoles. Después de todo sabían muy bien cómo hacerlo: la España republicana había sido un campo de pruebas perfecto.

Volviendo a la canción de Manic Street Preachers, uno podría preguntarse por qué un grupo de rock inglés de la década de los 90 ha decidido escribir una canción sobre una guerra que sucedió 60 años antes y en un país extranjero. Para empezar porque muchos ingleses lucharon en ella. Lucharon voluntariamente, lucharon porque creyeron que era su deber hacerlo. Lucharon llenos de idealismo y también, hay que decirlo, de espíritu de aventura. Para venir a jugarte la vida a un país que no es el tuyo y sin que nadie te obligue tienes que tener las ideas muy claras y ser un poco temerario. Así eran dos de los protagonistas de este artículo, un periodista aún desconocido: George Orwell, y un escritor ya famoso: André Malraux. No fueron los únicos, Hemingway, sin ir más lejos, también merece un lugar especial. Pero Hemingway apenas pisó el frente de Aragón. En cambio, Orwell y Malraux pasaron buena parte de la guerra en estas tierras, Orwell en las trincheras de la sierra de Alcubierre, en los Monegros, y Malraux volando sobre las sierras de Teruel en los aviones que él había conseguido para el bando republicano, que, como es bien sabido, estaba muy necesitado de casi todo. Los dos sobrevivieron y los dos escribieron sobre lo que habían vivido. Orwell escribió un libro fundamental: Homenaje a Cataluña, y Malraux escribió una novela, La esperanza, que inmediatamente después fue convertida en película del mismo título.

digest

Los que hemos tenido la suerte de no vivir ninguna guerra no necesitamos más que leer unas cuantas páginas deHomenaje a Cataluña para hacernos una idea veraz de cómo fue aquello. “No luchábamos contra los fascistas, luchábamos contra los piojos”, llega a decir Orwell. Sus descripciones de la vida en el frente son tan exactas y a la vez tan escuetas que es muy fácil ponerse en la piel del escritor. Pero si no tienen bastante con el libro, o mejor dicho, porque no deberían tener bastante con el libro, si tienen ocasión viajen hasta el pueblo de Alcubierre, en Huesca, y siguiendo las indicaciones lleguen hasta las antiguas trincheras, muy cercanas al pueblo. Verán que han sido restauradas. Que han sido acondicionadas para ser visitadas. Verán que el Gobierno de Aragón ha editado unos magníficos folletos explicativos. Verán que hay paneles y carteles con fotos y señalizaciones, que hacen muy cómodo e interesante el paseo por ese lugar. Pero sobre todo salgan de la senda, métanse en el monte, contemplen la tierra reseca, el altiplano árido y frío, recuerden cómo Orwell nos habla del frío, de la soledad, de la desesperante rutina, de la continua visión del enemigo, tan cerca pero tan inalcanzable (al igual que las luces de la ciudad de Zaragoza, que Orwell llegaba a ver desde su posición en las noches despejadas), de la suciedad y la sed, y del ansia de lucha y del miedo, del dolor, de los compañeros caídos, de las falsas noticias, y de las malas noticias que caían en forma de papel desde aviones enemigos (la noticia de la caída de Málaga a manos de los nacionales, llegada del cielo para desmoralizar a unas tropas a las que les faltaba casi de todo pero les sobraba moral), y de la larga y postergada esperanza de victoria. Si están un momento solos y cierran los ojos casi podrán imaginarse que son George Orwell, o cualquiera de sus compañeros del POUM, siempre conservando el buen humor. “Mañana nos tomaremos un café en Huesca”. Esa era la broma habitual. Cada día, cada semana, esperando la ofensiva, esperando la gran batalla entre escaramuzas inútiles, piojos y frío. Al final la ofensiva llegó pero Huesca resistió. Orwell fue herido, pasó por diversos hospitales: Siétamo, Barbastro, Lérida, Monzón… Y luego volvió a Barcelona y se enteró de que su partido adoptivo, el POUM, había sido ilegalizado. Orwell lo cuenta todo con pelos y señales. No ahorra ningún sufrimiento al lector. Pero hace también algo muy importante: se molesta en rebatir a otros corresponsales, algunos de los cuales escribían sus crónicas sin pisar el lugar de los hechos. Incluso mintiendo descaradamente. Al final, George Orwell, como muchos de sus compañeros, tuvo que salir del país casi como un fugitivo. Pero siempre le quedó pendiente algo. “Si alguna vez regreso a España, me tomaré un café en Huesca”. No lo hizo. No pudo hacerlo.

canfranc,1

Si ustedes pasan por Huesca, si creen en la literatura y en la verdad, tómense un café en recuerdo suyo. Les llevará solo un momento. Y luego pueden ver los cercanos castillos de Montearagón y de Loarre, además de los Mallos de Riglos. O pueden subir a Jaca o a Canfranc.

La estación de Canfranc es hoy un lugar desolado. Hace poco se iniciaron unas obras que pretendían convertirla en un hotel de lujo. Pero la crisis acabó con ellas. Viendo los vagones oxidados, las oficinas arrasadas, las cornisas que sirven de nidos y se caen a trozos, cuesta imaginar cómo sería este lugar en los duros años de la posguerra. Por allí pasaron muchos judíos que huían desde lugares distantes a miles de kilómetros (y en muchos casos su buena suerte acabó allí: fueron detenidos y repatriados). Además de los gendarmes franceses y de los policías españoles, durante la Segunda Guerra Mundial existió un destacamento de soldados alemanes y por ella entraron a España, en vagones de mercancías, las casi 100 toneladas de oro con el que Hitler pagaba el wolframio a Franco y a Salazar. Este edificio esconde lujo, belleza, sueños, esfuerzo y secretos, muchos secretos. Es uno de esos lugares que está pidiendo a gritos una buena novela. Dejen el coche y anden por las vías. O métanse en el bosque y paseen por los alrededores. Pero no se despisten. Las noches del Pirineo son frescas o directamente frías. Mejor volver hacia el sur.

En todas las guerras al final lo único que cuenta es matar o morir. De eso, de matar y morir, aprendió mucho George Orwell, que en el momento de ser herido estaba disparando contra los fascistas… “Pero resultaba casi divertido, pues los fascistas no sabían de donde venían los disparos y yo estaba seguro de acertarle a alguno tarde o temprano. Sin embargo, las cosas resultaron justo al revés: un tirador fascista me hirió”. La sinceridad de Orwell es apabullante, pero se queda corto: no le hirió, casi lo mata. De hecho, si salvó la vida fue por los primeros auxilios de un fotógrafo americano que estaba de centinela (Harry Milton, compañero del POUM) y también por esa suerte inexplicable que tantas veces decanta la balanza: la bala pasó rozando la arteria, pero le atravesó el cuello limpiamente. Orwell llegó a ser el gran escritor que fue por una cuestión de milímetros.

De eso, de matar y morir, también aprendió mucho André Malraux. Malraux, como Hemingway, pensó en qué podía ser más útil a la República y decidió conseguir pilotos y aviones. Uno de esos aviones se estrelló en los montes de Teruel, muy cerca de Valdelinares, el pueblo más alto de España, y los vecinos de la zona rescataron al piloto herido y, cargándolo en una improvisada camilla, lo transportaron por los caminos de las sierras durante dos días hasta ponerlo a salvo. Además, por si fuera poco, cargaron también con los restos del motor del avión. Malraux se quedó impresionado con su humildad y su espíritu solidario. Estos hombres no sabían nada de mecánica de aviones. Habían cargado durante dos días con un montón de chatarra muy pesado y absolutamente inútil, pero las buenas intenciones, si no bastan, al menos sí se deben dignificar, y eso lo comprendió inmediatamente Malraux, que utilizó esta anécdota como punto de partida de su novela y posterior película.

Canfranc, 6

Idealistas y pragmáticos. Todas las guerras están llenas de idealistas y pragmáticos. La película de Malraux llegó tarde, cuando se estrenó la guerra ya estaba casi perdida. Y Malraux, como Orwell, nunca volvió a España. Como ellos hubo muchos más. No sé cuál era el porcentaje de idealistas y de pragmáticos en las Brigadas Internacionales pero creo que no me equivoco si digo que debían abundar los primeros. En los momentos tranquilos del viaje, piensen en una historia que me contó mi abuelo. Mi abuelo, permítanme que lo diga, luchó en el bando republicano. Luchó porque le tocó luchar, como muchos otros. Mi abuelo no solía hablar de la guerra. Y yo, la verdad sea dicha, tampoco solía preguntarle mucho. Pese a todo, en una ocasión me contó, no recuerdo cómo empezó la conversación, cómo algunos soldados que él conocía, vecinos suyos, habían vuelto del Teruel recién conquistado con los bolsillos llenos de unos billetes que en la zona republicana no tenían ningún valor. No los destruyeron. Ni los dejaron donde estaban, en el suelo, entre los escombros. Decidieron guardárselos “por si acaso”. Ese “por si acaso” dice mucho de esos soldados. Y uno no puede evitar preguntarse: ¿qué habría hecho Orwell, qué habría hecho Malraux, qué habría hecho cada uno de nosotros?

Cuando pasen por Teruel, suban a sus torres mudéjares. Sigan la ruta de los edificios modernistas. Si tienen niños, pasen el día en Dinópolis. Aunque no entre en sus planes, quédense a pasar la noche. Encontrar un buen hotel, céntrico y barato, no les costará mucho. Y después de cenar dense una vuelta por la plaza del Torico y las calles adyacentes. Encontrar un buen pub o un buen bar no les costará casi nada. La ciudad resultó muy dañada en los diversos ataques del 37-38. Pero los edificios fueron reconstruidos. Y se aprovechó para ensanchar algunas calles y abrir algunas plazas. Aunque al mismo tiempo se derribó la única iglesia románica que quedaba en pie. Los idealistas y los pragmáticos, siempre mezclados, siempre luchando y trabajando codo con codo, en la guerra y en la paz.

Si se acercan a Alcañiz, si visitan el castillo (hoy convertido en un estupendo Parador), recuerden, aunque solo sea por un momento, a esa maestra republicana que decidió llevarse de excursión a los niños de la escuela. Hoy nada en ese lugar recuerda qué sucedió aquel día. Era un día soleado y la maestra pensó que era una buena ocasión para subir al castillo. No podía pensar que unos aviones iban a descargar sus bombas sobre ella. Y luego recuerden ese viejo cartel de la República, y piensen en esa terrible frase de advertencia, de súplica, que luego, 50 años después, se convirtió en el estribillo de una canción que iba a llegar al número uno de las listas de éxitos inglesas. Los propagandistas de la República por desgracia no tuvieron que rebuscar mucho para encontrar una imagen que simbolizara todo el horror que vivía el pueblo español: tenían de sobra donde elegir. El bombardeo de Alcañiz solo fue uno entre tantos.

Piensen en ello, en lo que han visto. Recuerden cómo era la vida de miliciano que Orwell contó en sus libros y que ustedes aún pueden casi revivir con un breve paseo por las trincheras de Alcubierre. Hay lugares hermosos y lugares terribles, y hay lugares hermosos y terribles a la vez. En Teruel y en Huesca hay algunos de ellos. Visítenlos con calma. Detengan el coche y hagan fotos. No tengan prisa y déjense llevar. Vean ermitas góticas encaramadas a las rocas. Trepen por las ruinas de sus castillos. Si quieren esquiar, esquíen. Si quieren vivir emociones fuertes, vayan a la sierra de Guara y desciendan los cañones del río Vero. Muy cerca de allí está Barbastro, donde iban a parar todos los heridos de Alcubierre, después de un penoso viaje en camión que Orwell tuvo que vivir en persona y cuyo relato no expondré aquí pues merece la pena que lo lean ustedes mismos. Háganlo. Vean. Lean. Hablen con la gente del lugar. Después saquen sus propias conclusiones. Pero no olviden. El recuerdo no inmuniza contra la barbarie. Pero el olvido es mucho peor.
Fuente:

sábado, 22 de junio de 2013

[Me gustaría que me gustase gustar]*

Me gustaría que me gustase gustar.
Un momento... Dame un cigarrillo de ahí,
del paquete de encima de la mesilla de noche.
Continúa ... Decías
que en el desarrollo de la Metafísica
entre Kant y Hegel
algo se perdió.
Por completo de acuerdo.
Estaba realmente escuchando.
Nondum amaban et amare amabam (San Agustín).
¡Cosa curiosa, estas asociaciones de ideas!
Estoy fatigado de estar pensando en sentir otra cosa.
Gracias. Permíteme que encienda. Continúa. Hegel...

Fernando Pessoa



La aritmética del girasol


Un modelo matemático, inspirado en la serie de Fibonacci, es capaz de establecer exactamente dónde se forman las semillas del girasol

.Las formas en espiral observadas en plantas como la alcachofa, algunas coliflores o el girasol presentan una característica matemática común, a saber, pueden ser descritas por la sucesión numérica de Fibonacci (así llamada en honor al matemático italiano que la descubrió en el siglo XIII). Esta serie de números comienza con el 0 y el 1 y responde a una ley aritmética en la que cada número es la suma de los dos anteriores. El resultado corresponde a una secuencia infinita de números naturales que en apariencia no guardan ninguna relación entre sí pero que, en realidad, dan lugar a aplicaciones diversas.

Estudios anteriores han establecido que es posible reconocer la secuencia numérica descrita por la sucesión de Fibonacci en diferentes configuraciones biológicas. Este patrón es utilizado, por ejemplo, por el girasol para optimizar el proceso de recolección de la luz solar, lo que representa incluso una ventaja evolutiva para esta planta. Sin embargo, ¿cuál es el mecanismo responsable de crear dicho modelo recurrente?¿Y cuál es su relación con los números de Fibonacci?

Según Matthew Pennybacker y Alan C. Newell, de la Universidad de Arizona, la clave del fenómeno radicaría en la acción de la auxina, una hormona del crecimiento sintetizada por el girasol y transportada por ciertas proteínas, que sería capaz de estimular el crecimiento de los distintos órganos de la planta.

En un artículo publicado en la revista Physical Review Letters, los investigadores han reproducido el proceso de crecimiento de la cabeza de esta flor, en el que las semillas crecen en anillos alrededor de una zona central llamada meristemo, un tejido vegetal que a menudo es asimilado a las células madre de los animales. Con el paso del tiempo, la planta añade nuevos anillos interiores hasta llenar su cabeza de semillas, las cuales se disponen en familias de espirales concéntricas. Gracias a un modelo matemático, los investigadores han logrado describir el comportamiento de la auxina a la hora de distribuirse en el meristemo.

En concreto, Pennybacker y Newell creen que el crecimiento de las estructuras del girasol depende de la cantidad de auxina producida por la flor. Sus cálculos indican que las zonas del meristemo en las que la concentración de la hormona es máxima indican el lugar de formación de las nuevas semillas. Además, las simulaciones establecen con gran precisión qué semillas forman espirales en sentido horario y cuáles en sentido antihorario, y que los números de ambos patrones coinciden exactamente con dos elementos consecutivos de una serie de Fibonacci.

Basándose en estos resultados, los investigadores sugieren que dicho patrón podría tener un carácter más universal de lo que se pensaba, además de concluir que los números que lo componen pueden «espiralear» en las todas direcciones.

viernes, 21 de junio de 2013

Nacht und Träume

Middlemarch


....... que el bien aumente en el mundo depende en
parte de actos no históricos; y que ni a vosotros ni
a mí nos haya ido tan mal en la vida como podría   
habernos ido se debe, en buena parte, a todas las
personas que vivieron con lealtad una vida anóni-
ma y descansan en tumbas que nadie visita.         

George Eliot

Día de la música, no es nuestra fiesta

Hoy es el Día de la Música. Supuestamente es un día en que la música debe estar presente en todas partes y más que nunca. Es un día en que los músicos nos deberíamos sentir satisfechos y alegres de nuestro trabajo, y honrados de poder hacer feliz a mucha gente con nuestro oficio y nuestra creatividad.

Desafortunadamente, la realidad diaria hace que el sentir mayoritario de los músicos profesionales sea poco más que opuesto. Es por ello que desde la Asociación de Músicos de Jazz y Música Moderna de Cataluña queremos dejar claro y explícito que esta NO ES NUESTRA FIESTA. Intentaré explicarme con detalle para llegar a la mayoría de lectores que probablemente no tengan un contacto directo con lo que quiere decir ser músico profesional en nuestro país.

Hoy veréis que en muchos lugares públicos y privados hay grupos de música o solistas tocando en vivo. Empresas, instituciones, escuelas, organismos públicos y privados publicitarán que se tiene que hacer música en directo, y se pondrán medallas presumiendo de que ellos han organizado algún evento relacionado con la festividad. La sensación desde fuera fácilmente será de satisfacción, y más de uno de vosotros pensará: “Ycaray, qué bien, cuánta música se hace por aquí !”, y os marcharéis a casa con la convicción de que la música en Cataluña goza de buena salud.

Nada más lejos de la realidad. Si disponéis de unos minutos, os animamos a que os acerquéis a alguno de los músicos que habéis escuchado, y les preguntéis cuánto han cobrado por su actuación. O si están contratados y asegurados por la actuación que han hecho. Cualquier persona con un poco de sensatez quedará estremecida al oír las respuestas. Os aseguro que la mayoría aplastante de los músicos que hoy celebrarán la supuesta Fiesta de la Música lo hará tocando gratis y en unas condiciones laborales similares a las de cualquier país del Tercer Mundo. Ni contratados, ni asegurados, ni cotizando. Es decir, absolutamente desprotegidos!

Esta situación se puede hacer extensible a cualquier día del año. Para daros un dato, en Barcelona ciudad sólo hay dos locales que programan música moderna o jazz diariamente, y que contraten a sus músicos en condiciones regulares.¡ DOS ! Si echamos un vistazo al resto del territorio catalán, encontrar un lugar que tenga a los músicos trabajando en condiciones legales también es la excepción. Otro dato aproximativo que probablemente no imagine el lector no familiarizado con la realidad musical de Cataluña es que la media de lo que cobra un músico para una actuación en un bar, pub, restaurante o similar ronda los 60 euros.

Cuando digo la media, quiero decir que muchos músicos están tocando por un monto inferior a este. Días de ensayo, parking, cena, desplazamientos y mantenimiento del instrumento quedan incluidos en esta irrisoria suma. Si añadimos a esto que hay muy pocos lugares para tocar música en directo debido a las muchas trabas legislativas y económicas con que se encuentran los propietarios de los locales, os daréis cuenta de que el panorama es lamentable. No os dejéis deslumbrar por las cifras de ventas o de asistencia a conciertos del grupo de moda de turno. Estamos hablando del músico profesional de diario, el que ha estudiado su instrumento, y que dedica su vida laboral a tocar, independientemente de las tendencias pasajeras. ¿Hacen falta muchas explicaciones más?

Es por todo esto que desde la Asociación de Músicos de Jazz y Música Moderna de Cataluña repetimos: ESTA NO ES NUESTRA FIESTA!