viernes, 30 de junio de 2017

Derecho a amar, derecho a follar, derecho a ser

David es trans: sabe desde hace años que es una mujer, a pesar de sus genitales. Es americana y llegó a la fundación 26 de Diciembre hace años en busca de un refugio. (Fotografía cedida por Isabel Muñoz)
A los viejos se les olvida como a un pañuelo en el bolsillo; se les dice que ya no tienen tiempo de ser porque ya fueron; se les deja solos mientras se toman un cafelito en la misma mesa del mismo bar cada día. Uno se siente mayor cuando se da cuenta de que, como escribía Gloria Fuertes, todos los tuyos han muerto hace años y estás más solo que tú mismo. Cuando sientes que eres el alimento abandonado al fondo de una nevera.

Tras la cortina de las décadas se esconden deseos, temores, frustraciones y anhelos que se consideran secundarios. Ser viejo es el todo y tu pasado, un cajoncito revuelto que ya no tienes tiempo de ordenar. Te inhabilita para la lucha porque a estas alturas para qué. Ya no hay tiempo para construir un campo de batalla ni para convertirte en un soldado de tu propia existencia. O eso dicen. Ir a tu propia guerra desgasta, sobre todo cuando tu rostro tiene tantas arrugas como unas sábanas usadas.

No se equivoquen, uno siempre puede convertir su vida en una chistera. Así lo ha hecho David. A sus setenta años ha comenzado a pintarse las uñas de las manos y busca un nombre femenino con el que pasar sus últimos días. Nació con el sexo biológico de un hombre, pero él es una mujer. Una mujer con cáncer de próstata. Una mujer que nació en Estados Unidos, se fue a Dublín durante un tiempo y acabó en Madrid tras encontrar un refugio donde amar y ser amada. Porque de eso va el amor: de que te acepten y te aceptes, cuidar y que te cuiden; en pareja o en comuna. Uno puede vivir solo, pero no debe morir solo.

La exposición El derecho a amar (CentroCentro, Madrid), de la premiada fotógrafa Isabel Muñoz, retrata la vida de David y de otros como ella. Un recorrido de noventa instantáneas en blanco y negro para inmortalizar todas las siglas del colectivo LGTBIQ: adolescentes trans, gais que fueron reprimidos durante la dictadura por su orientación sexual, presas que celebran bodas en la cárcel, ancianos con VIH que disfrutan del sexo, mujeres con pene.

En la fundación 26 de Diciembre también trabajan con prostitutos que dan placer sexual a personas mayores LGTBI. (Fotografía cedida por Isabel Muñoz)

Frente a la cámara de Isabel Muñoz la intimidad tiene otra dimensión: nunca nadie pareció tan libre como en estas fotografías. Durante siete años ella y el periodista e historiador Arturo Arnalte se han inmiscuido —con permiso— en las vidas ajenas de quienes no encajan en las estándares sociales, ya sea por su orientación sexual o por su identidad de género —o ambas—. Muñoz y Arnalte, con la ayuda del comisario Christian Caujolle, han construido un lugar sin fronteras donde los que no entienden son los que están encerrados en un armario. Han construido un espacio para respirar.

Contaba Arturo Arnalte en su libro Redada de violetas. La represión de los homosexuales durante el franquismo que durante la dictadura muchos gais compraban revistas de halterofilia: con el pretexto de haberse aficionado a un deporte genuinamente varonil, ellos aprovechaban para hacer vibrar su entrepierna con las imágenes de aquellos tipos fornidos. Esos hombres, que crecieron creyendo que su deseo era pecado, hoy han envejecido. Viven en una España mucho más libre de la que todavía se sienten excluidos. Algunos de ellos han quedado inmortalizados en esta exposición y forman parte de la fundación 26 de Diciembre, una organización que ayuda a personas LGTBI de la tercera edad que necesitan vivienda, asistencia sanitaria o, simplemente, compañía. Muchos de ellos rompieron lazos con su entorno cuando sus familias les dieron la espalda al saber que eran homosexuales; están solos y en algunos casos padecen VIH.

«A esta generación le costó mucho salir del armario. No quieren volver a uno. Son ancianos pero saben que si van a un centro de mayores o a una residencia no se van a sentir aceptados. No quieren volver a ser “ese maricón”, “esa bollera” o “ese travelo”. Esta gente no podría hablar libremente de su sexualidad en un sitio así», explica Federico Armentero, director de la fundación 26 de Diciembre.

La fundación 26 de Diciembre es un proyecto pionero que da hogar a personas mayores del colectivo LGTBI, muchas de ellas desahuciadas por la sociedad o por sus familias y que padecen enfermedades de transmisión sexual. (Fotografía cedida por Isabel Muñoz)

 Precisamente la fecha que da nombre a esta organización es un día icónico en el calendario de las conquistas del colectivo LGTBI. Lo explica Arturo Arnalte en un librito publicado a raíz de la exposición El derecho a amar. Dice así: «Dos agentes se presentaron de madrugada en el domicilio de Antonio Ruiz, de diecisiete años, para detenerle. El adolescente había confesado su homosexualidad en el hogar y su madre, viuda, humilde y sin estudios, abrumada por la noticia y torpemente aconsejada por un familia lo había puesto en conocimiento de la Policía [2 de marzo de 1976]». Franco había muerto, pero no fue hasta el 26 de diciembre de 1978 cuando ser homosexual dejó de estar tipificado como delito.

Antonio Ruiz también es uno de los protagonistas de la exhibición. Casi veinte años después de salir de la cárcel, en 1995, Ruiz paseaba por una calle del centro de Valencia cuando fue requerido por un agente para que mostrara su documentación. Cuando el policía verificó los papeles se burló de él: «Este es maricón». Él comenzó entonces una campaña para recuperar su ficha policial y que desapareciera de los archivos oficiales. En marzo de 1999 logró que se le entregara su expediente: lo destruyó simbólicamente ante las cámaras de televisión.

«La gente que viene a la fundación ha sido invisible hasta que han llegado aquí. La sociedad les ha dicho: “Sé lo que te dé la gana pero no lo demuestres, cállate, no saques pluma”. No han vivido, han subsistido», apunta Armentero. Tal es así que no han aprendido a amar ni a ser amados: «Cuando eres gay, lesbiana, trans… te tienes que volver autosuficiente. No dejas que te cuiden».

Gloria (izquierda) emigró a España desde Colombia siendo madre soltera; aquí conoció a Marta, se enamoraron y se casaron. El hijo de Gloria vino a España también y ahora los tres forman una familia. (Fotografía cedida por Isabel Muñoz

Junto a David, la americana trans, están Gloria y Marta —pseudónimos a petición de las protagonistas— posando junto al hijo de la primera. Gloria es colombiana, fue madre soltera y emigró a España para poder pagar los estudios de su hijo. Conoció a Marta en un bar de ambiente, se enamoraron y se casaron. Ahora viven juntos, son familia. Unas fotos más allá dos hombres posan junto a un perro. Uno tiene VIH y el otro es un scort: «La sexualidad es una parte básica de las personas. No podemos fiarnos de cualquier chapero porque aquí cuidamos de nuestra gente. Queremos que sean tratados con cariño, que puedan desnudarse en todos los sentidos. Tienen muchos complejos; unos con cáncer de próstata, otros con VIH, otros que no han aceptado su cuerpo… Creen que ya no sirven para nada o que un prostituto va a sentir asco al verles», dice Federico Armentero. El lema es claro: derecho a amar, derecho a follar, derecho al deseo, derecho a ser. «Les hacemos sentir bien, no solo a nivel genital, que no es lo más importante, sino a nivel emocional. Se sienten queridos y exploran su sexualidad. Se sienten respetados», añade el fundador de 26 de Diciembre.

Una amiga tiene la teoría de que solo visualizando la realidad como una distopía podremos entender lo ridículo que resultará parte de nuestro presente en el futuro. Imaginemos entonces un lugar en el que la gente protesta por el derecho a que las personas de ojos marrones puedan estar con aquellas de ojos azules. O revueltas para que los vecinos de un barrio tengan derecho a enamorarse de otros del barrio de más allá. Aún hoy nos alzamos para que las mujeres puedan follar libremente sin que las llamen putas, para que los hombres puedan estar con otros hombres sin la etiqueta de «promiscuos», para que alguien decida no ser ni hombre ni mujer, o para que una persona defina su género sin importar sus genitales. La distopía es aquí y ahora. El odio, como el miedo, es un sentimiento que paga a tocateja. El amor, sin embargo, construye. Amar no es un derecho, es un imperativo categórico.

Francisco es titiritero y acude a la fundación 26 de Diciembre para animar a las personas mayores LGTBI que están allí; el personaje que interpreta habitualmente es Norma, una señora mayor que vive de sus recuerdos. (Fotografía cedida por Isabel Muñoz)

Fuente: http://www.jotdown.es/2017/06/derecho-amar-derecho-follar-derecho/

jueves, 29 de junio de 2017

Mercury


Cuando los españoles fuimos refugiados

Una refugiada llora junto a sus pertenencias en El Pertús después de que las autoridades francesas abriesen la frontera tras la caída de Barcelona.
Fox Photos / Getty Images
  Una refugiada llora junto a sus pertenencias en El Pertús después de que las autoridades francesas abriesen la frontera tras la caída de Barcelona.

Un soldado francés lleva el equipaje de una refugiada española en un paso de montaña.
Topical Press Agency / Getty Images
 Un soldado francés lleva el equipaje de una refugiada española en un paso de montaña.

Refugiados españoles cruzan la frontera francesa en El Pertús.
Three Lions / Getty Images
 Refugiados españoles cruzan la frontera francesa en El Pertús.

Refugiados españoles en la carretera que lleva a Perpiñán, en El Pertús.
Three Lions / Getty Images     
Uno de los 4000 niños que huyeron de Bilbao durante la Guerra Civil, en un campo de refugiados cercano a Southampton.
E. Phillips / Getty Images
 Uno de los 4000 niños que huyeron de Bilbao durante la Guerra Civil, en un campo de refugiados cercano a Southampton.

Tres huérfanos de Bilbao llegan a Southampton, junto a otros 4000 niños, en el Habana el 23 de mayo de 1937.
E. Dean / Getty Images
 Tres huérfanos de Bilbao llegan a Southampton, junto a otros 4000 niños, en el Habana el 23 de mayo de 1937.

4200 niños españoles llegan a Southampton en el Habana.
E. Dean / Getty Images
 4200 niños españoles llegan a Southampton en el Habana.

Refugiados españoles atraviesan la montaña de camino a la ciudad fronteriza de Luchon el 4 de abril de 1938.
Keystone / Getty Images
 Refugiados españoles atraviesan la montaña de camino a la ciudad fronteriza de Luchon el 4 de abril de 1938.

Refugiados españoles caminan por una montaña en 1936.
Keystone / Getty Images
 Refugiados españoles caminan por una montaña en 1936.

Una familia de refugiados huye a Francia el 7 de febrero de 1939.
Fpg / Getty Images
Una familia de refugiados huye a Francia el 7 de febrero de 1939.


Más información: https://www.buzzfeed.com/guillermodelpalacio/imagenes-espanoles-refugiados?utm_term=.mqjx47QAe#.pcaJPZ5bz

miércoles, 28 de junio de 2017

El primer material que se mueve gracias a la luz



Es del tamaño de un clip y se mueve a la velocidad de una oruga. Este dispositivo rectangular, compuesto por materiales poliméricos, es capaz de desplazarse de manera autónoma cuando es iluminado. Según un estudio publicado en Nature, es el primer aparato del mundo en conseguirlo.
Los científicos de la Universidad Técnica Eindhoven (Países Bajos) y la Universidad Estatal de Kent (EE UU) han desarrollado este nuevo material en forma de tira que consigue ondularse y propulsarse a una velocidad de medio centímetro por segundo bajo los efectos de una luz fija.

Al reaccionar a la luz, el aparato se contrae y se expande, haciendo que se deforme y abombe mientras está iluminado. Aunque el material parece transparente al ojo humano, absorbe completamente la luz ultravioleta, y crea una sombra tras de sí. Es gracias a este efecto de “autosombra” que los investigadores pudieron crear un movimiento continuo de ondulación.
El dispositivo podría usarse para transportar pequeños objetos o incluso otros de mayor tamaño en lugares difíciles de alcanzar o para limpiar superficies de células solares.
 

Fuente:http://www.agenciasinc.es/Multimedia/Videos/El-primer-material-que-se-mueve-gracias-a-la-luz

El manifiesto del Orgullo LGTBI exige una ley de igualdad y antidiscriminación


Las entidades convocantes de la manifestación estatal del Orgullo dan a conocer las reivindicaciones del WorldPride Madrid 2017
La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales solicitan a la Organización Mundial de la Salud y al Gobierno Español la despatologización de las personas trans


http://www.worldpridemadrid2017.com/images/worldpride/wp_2017.jpg

Los organizadores de la manifestación estatal del orgullo LGTBI han publicado este miércoles, Día del Orgullo, un manifiesto en el que exigen "al Gobierno español, a la Unión Europea y a la Organización de las Naciones Unidas que cumplan con sus propios ordenamientos legales y exijan que los derechos humanos de las personas LGTBI sean respetados en todos los lugares del mundo, empezando por la supresión de los castigos penales".

Con este manifiesto la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) y el Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de Madrid (COGAM) "dan la bienvenida a los cientos de miles de personas llegadas desde todas las partes del Mundo para reivindicar los derechos humanos en esta gran fiesta de la diversidad que son el WorldPride y el Europride que acogemos en Madrid".,

"Este año, en el que además conmemoramos el 40 aniversario de la primera manifestación del Orgullo LGTBI celebrada en el Estado español, nos manifestamos bajo el lema Por los derechos LGTBI en todo el mundo", según ha indicado FELGTB . Asimismo, se busca concienciar a la sociedad con todas aquellas personas con VIH/SIDA, cuyo estigma todavía perdura y es especialmente castigando en los países en vías de desarrollo.


Igualmente, los responsables de la manifestación que tendrá lugar el sábado 1 de junio han querido sacar a coalición la situación del colectivo LGTBI en otros países pues "aunque hemos avanzado mucho en algunas partes del planeta, no podemos olvidar que en cerca de 80 países hay leyes que nos criminalizan y castiga, incluso con la pena de muerte en 9 de ellos, por el mero hecho de ser como somos", explican en el manifiesto.

FELGTB resalta que "España debe seguir dando ejemplo en el camino a la igualdad social, por ello, urge la aprobación de una Ley de igualdad LGTBI y anti-discriminatoria por orientación sexual, identidad o expresión de género y características sexuales, para que sirva como mecanismo para conseguir el último de nuestros objetivos: una sociedad donde seamos exactamente iguales en derechos al resto de la ciudadanía y donde no exista ningún tipo de discriminación".

http://www.worldpridemadrid2017.com/images/mado/zerolo_2017.jpg


 Este miércoles 28 de junio han dado arranque los primeros eventos oficiales del WorldPride, con diversos festivales de música en la Plaza del Rey y la Puerta del Sol, así como el emblemático pregón del Orgullo que tendrá lugar a las 20:20 horas en la Plaza Pedro Zerolo. Entre los diversos eventos que se sucederán a lo largo de esta semana destacan la famosa "Carrera de tacones" este jueves 29 en la calle Pelayo a las 18:00 horas, la décima edición de "Mr. Gay Pride España" el viernes 30 en la Puerta del Sol, la Manifestación del Orgullo LGTB de Atocha a Colón que tendrá lugar de 17:oo a 24:00 horas el sábado 1 y la Gala de clausura del WorldPride con las actuaciones de Ana Torroja o Carlinhos Brown el domingo 2 en la Puerta de Alcalá.


Fuente: https://www.infolibre.es/noticias/politica/2017/06/28/la_otra_cara_del_worldpride_madrid_2017_66980_1012.html?platform=hootsuite

Terapias



   Un cronopio se recibe de médico y abre un consultorio en la calle Santiago del Estero. En seguida viene un enfermo y le cuenta cómo hay cosas que le duelen y cómo de noche no duerme y de día no come.
   -Compre un gran ramo de rosas -dice el cronopio.
   El enfermo se retira sorprendido, pero compra el ramo y se cura instántaneamente. Lleno de gratitud acude al cronopio y además de pagarle le obsequia, fino testimonio, un hermoso ramo de rosas. Apenas se ha ido el cronopio cae enfermo, le duele por todos los lados, de noche no duerme y de día no come.


Julio Cortázar

O mio babbino caro


martes, 27 de junio de 2017

Laberintos


Edward Burne Jones. Theseus and the minotaur in the labyrinth

El origen de este símbolo se pierde en la noche de los tiempos. Desde la prehistoria los seres humanos han grabado, pintado, diseñado este motivo geométrico primordial en el suelo de roca,en las paredes de las cuevas e, incluso, en la piel de sus congéneres. Encontramos antiquísimas reproducciones de laberintos en petroglifos hallados en Grecia, Italia, España (Galicia), las islas británicas.... con un sentido que escapa a nuestra comprensión. Por lo demás, estas representaciones no son exclusivas del mundo occidental.
   Si atendemos a su morfología, podemos distinguir dos tipos de laberintos: univía, o de un solo itinerario, y multivía. En el primer modelo no existen bifurcaciones, ni encrucijadas, ni por supuesto vías muertas. Básicamente consiste en un camino que gira y se retuerce sobre sí mismo hasta alcanzar un punto central. Podemos decir que su trazado obedece al principio de crear el más largo recorrido posible en una superficie establecida. El paradigma de todos ellos es el laberinto clásico, conocido también como cretense, en alusión a la mítica construcción de Cnosos, que está constituido por siete anillos o cuadrados concéntricos conectados por un sendero en forma de espiral que conduce a un centro. Se trata de una poderosa metáfora visual de las andanzas  y desventuras del ser humano en este mundo, de las añagazas y trampas del destino y de las vueltas y revueltas de la vida, cuyo final, por lo demás, todos conocemos.
   En el segundo modelo, que es el que merece ser considerado un laberinto propiamente dicho, no hay centro ni horizonte. El camino sembrado de encrucijadas nos obliga a escoger entre varios ramales, algunos de los cuales llevan a callejones sin salida. En la medida en que nos enfrenta a la indecisión y nos conduce inevitablemente a experimentar desorientación, pérdida y extravío, es un prolífico símbolo de las elecciones morales, de las pruebas intelectuales y de las decisiones que configuran nuestra existencia.
Petroglifos de Campo Lameiro. Pontevedra (Galicia)
   Pero si en lugar de fijarnos en su trazado o en su diseño formal, atendemos a su temática, valor simbólico e implicaciones filosóficas, las categorías anteriores cobran un nuevo significado. Mientras que el laberinto de una sola vía simboliza el tortuoso y arduo camino de la vida, cuyo final, por desgracia, es inevitable y conocido, el laberinto multivía representa el inconsciente, la irracionalidad del devenir humano, el alejamiento de la fuente de la vida, los descarríos y las seducciones que nos apartan de la senda auténtica. La existencia o no de un centro marca una diferencia sustancial. El significado de recorrer un laberinto adquiere connotaciones muy diferentes si hay una meta o no, un lugar al que encaminar los pasos o, por el contrario, solo se pretende errar, vagar sin rumbo.[...]
   Si hay un mito que pueda considerarse fundacional en el caso del laberinto, este es el del Minotauro. Según refiere la leyenda, este animal nació de los amores de Pasífae, reina de Creta, con un toro blanco que Poseidón hizo salir del mar. De ahí que sea un monstruo con cuerpo de hombre y cabeza de toro. El rey Minos, consultado por el oráculo, mandó construir a Dédalo, hombre de múltiples talentos y gran inventiva, un laberinto para encerrar el fruto de ese bestial acoplamiento. Para saciar la voracidad del Minotauro, que se alimentaba de carne humana, se sacrificaban anualmente siete doncellas y siete mancebos traídos desde Atenas. Teseo, hijo del rey Egeo, decide liberar a su patria de este ominoso tributo y aniquilar al sanguinario habitante del laberinto. Con este propósito se brinda voluntariamente a dirigir la expedición de jóvenes víctimas. Por su parte, la hija del rey cretense Minos, de nombre Ariadna, enamorada del príncipe, le proporciona, por recomendación del sagaz y astuto Dédalo, un ovillo de cordel a fin de que sea más fácil deshacer el camino si sale victorioso de la prueba. Como se sabe, Teseo mata al Minotauro y, gracias al hilo de su amada consigue escapar del laberinto y ver de nuevo la luz del sol. Pero, contrariamente a lo que cabía esperar, la historia no tiene final feliz. De hecho la llegada a Atenas, del héroe acabará en tragedia.[...]
   El laberinto con su aura mítica parece constituir un símbolo transcultural, una imagen primordial inscrita en el inconsciente colectivo de la humanidad y una figura recurrente en el imaginario de todas las épocas. Hasta el siglo XIV, los laberintos trazados en el frío pavimento de las basílicas y catedrales cumplían una función simbólica y ritual asociada a la peregrición  a Jerusalén, de la que eran un sustituto. No es casual que su aparición en las iglesias coincida con el fracaso de la tercra cruzada.

Laberinto San Michele Maggiore, Pavia, Italia
   En vista de que el viaje a Tierra Santa se tornó demasiado peligroso debido a la inestabilidad política, y que también había fieles que carecían de las fuerzas o los recursos para emprender una empresa de tal envergadura, se impuso la alternativa de recorrer de rodillas, a pie o con la imaginación el camino que se retuerce sobre sí mismo en el suelo de los recintos sagrados.
   Adentrarse voluntariamente en sus circunvoluciones comporta arrostrar peligros imaginarios o reales, vencer temores y enfrentarse a los peores demonios internos, siquiera simbólicamente....


Santiago Beruete

lunes, 26 de junio de 2017

Mapa


Niño "geopolítico"contemplando el nacimiento del hombre nuevo. Salvador Dalí

"Un mapa que no incluya a Utopía no merecerá la pena mirarse, porque excluye el único país en el que la humanidad desembarca siempre"


Oscar Wilde

jueves, 22 de junio de 2017

"A furore normannorum libera nos Dómine"

...
Sta Mª de La Lanzada

    La Lanzada se ofrece pagana, desnuda y bella, con el prestigio milenario del baño nocturno de las "nueve olas", curador de la esterilidad en las mozas y de otros maleficios, y los restos de la fortaleza de Santa Mª de La Lanzada, alzada por el obispo guerrero Sisnando para contención de los asoladores vikingos. Es precisamente Sisnando, que muere en la lucha atravesado por dura saeta, el que tuvo que enfrentarse a los audaces y crueles leodomanes.
   Hermana de esta torre es la cambadesa de San Saturnino, que sufrió iguales asaltos, y a la que avisaba por medio de hogueras de la proximidad de los terribles y temidos visitantes -"A furore normannorum libera nos Dómine"- para que, a su vez, y por parejo mensaje, fueran alertadas la de Villanueva de Arosa y las lengendarias Torres del Oeste, que en la desembocadura del Ulla, eran avanzadas de Compostela, guardadora del sepulcro de Santiago. Son estas torres, río abajo, que fueron erigidas como defensa y atalaya de vikingos, por Alfonso V y el obispo Cresconio, pero es Gelmírez el que las reedifica y refuerza -se dice que nació en ellas siendo allí gobernador su padre-, y bajo cuya protección los diestros constructores maestros de ribera, Augurio y Fuxón, que trajo de Italia, echan las bases de la primera marina militar de la Península en el 1124; calafatean y construyen los barcos que han de detener al rubio y destemido hereje nórdico. Estas torres tuvieron que hacer frente a los terribles ataques de los piratas vikingos, bebedores de mar, cuyo cuerno de marfil bruaba como señal de espanto sobre las endragonadas proas de sus drakars y snekkars, que enfilaban la sensualidad del estuario del Ulla, dejando tras sí el incendio, la violación y el llanto.

Las Torres del Oeste. Catoira

   Se dice que en la torre de San Saturnino lloró una bella la ausencia de su amado don Payo Tamerlán, bajo Enrique III el Doliente. Payo Gómez enamoró en la fontana de Xódar a la, según unos, princesa húngara doña María, cautiva del oriental, y para otros, sobrina del "Gran Tambureque", que éste enviaba, con otros presentes, al rey de Castilla. El romance lo recuerda:

En la fontana de Xódar
vi la niña de ojos bellos
y fiqué ferido de ellos
 sin tener de vida una hora...

   Don Payo huyó a Francia hasta que alcanzó el perdón del rey, enojado por la burla, y tuvo que casar con la paloma del Gran Tamerlán, a la que abanonó a la muerte del monarca castellano, matrimoniando con una Mendoza, hermana del arzobispo de Compostela. La hija de sus amores con la cautiva o sobrina del Tamerlán casó a su vez con Martín Rodríguez de Xunqueiras, en la Puebla del Caramiñal, y la enamorada madre vivió en triste soledad, hasta morir, en Santo Tomé de Cambados.
   En la misma torre de San Saturnino, otra bella dama lloró, en cruel abandono, abundantes lágrimas de mujer. Fue la desventurada doña Juana de Castro, breve esposa de una noche del cruel rey don Pedro.



José Mª Castroviejo

martes, 20 de junio de 2017

Historias de refugio


Fotografía de Gabriel Tizón

Más de 65 millones de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares en el mundo, y a la mayoría de ellas no se les ofrece una acogida digna. Conflictos, violencia y persecución siguen desangrando países como Siria, en el que 2 de cada 3 personas han tenido que huir en busca de un lugar seguro.

A pesar de este drama humano, la respuesta por parte de las autoridades europeas sigue siendo mínima. La falta de vías seguras hace que un año más el Mediterráneo siga siendo la ruta más mortal del mundo. Y tanto España como la UE están muy lejos de cumplir los acuerdos de acogida a los que se comprometieron.

Ante esta situación, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) quiere compartir la historia de estas personas que han encontrado refugio en nuestro país -algunos tapados porque el miedo y las amenazas viajan junto a ellos-. Sus historias de refugio son una prueba más de que el derecho de asilo puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte, y de por qué no podemos dejar de luchar por defenderlo.

 SUS HISTORIAS
 «Una tarde me avisaron de que venían a por mí. Solo pensaba en salvar mi vida y la de mi familia»
 ALI - República Centroafricana


Alí (38 años, República Centroafricana) llevaba ocho años trabajando como inspector comercial cuando su país sufrió un golpe de estado. Además de los combates por todo el territorio, comenzaron las agresiones y los asesinatos por religión, que propició que Alí, de padre musulmán y madre cristiana, se viera expuesto a un peligro real de muerte.

Una tarde, al ser advertido por un vecino de las intenciones de un grupo de combatientes de asaltar su hogar, emprendió la huida junto a su mujer y sus hijos de 5 años y seis meses. En un primer momento, se asentó en su misma ciudad, en casa de un amigo, pero la escalada de la violencia le forzó a poner rumbo a Israel. Un mes más tarde, ante la imposibilidad de solicitar asilo en dicho país, voló a España, donde reside desde entonces.

Asegura que los inicios no fueron fáciles, pero ahora cuenta con un trabajo estable en CEAR que le permite independencia económica. Pero su idea es regresar a la República Centroafricana, el día que sepa que no le espera una amenaza de muerte.

«Me gustaría volver a Siria cuando haya paz»
 LINA - Siria



Lina (43 años, Siria) hizo todo lo posible por no dejar su país. Primero se mudó a una zona más céntrica de Damasco, donde resistió hasta el día que las bombas comenzaron a explotar cerca de su casa y del colegio de sus dos hijos. Entonces contactó con unos familiares en España para que le ayudaran a tramitar su visado y el de su familia. A finales de 2014 consiguieron llegar a Madrid. Lina habla de la suerte que tuvieron por no tener que arriesgar sus vidas en el Mediterráneo.

Tras permanecer en un centro de acogida en Getafe, la vida de Lina y la de su familia comienza a estabilizarse: tiene trabajo, habla español, sus hijos van contentos al colegio. Son ellos quienes mejor se han adaptado a esta nueva etapa, aunque también recuerdan con nostalgia su vida antes de la guerra. Ahora, la principal preocupación de Lina son los familiares y amigos que no han podido salir de Siria. Y no deja de soñar con que un día pueda volver a su país en paz.

«Me encerraron en el CIE tras 13 años en España»
 RENZO - Perú


Renzo (38 años) tuvo que abandonar su país cuando tan solo era un adolescente. Debido a su orientación sexual, sufrió numerosos ataques homófobos en su escuela y en su barrio que le hicieron emprender la huida. Renzo aterrizó en España, donde se alojaba en casa de un familiar. Más de 13 años después, cuando ya se sentía plenamente integrado después de haber completado un duro proceso de adaptación, fue detenido y enviado al Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche al estar provisional por permanecer en situación irregular.

En esos 38 días estuvieron a punto de exportarle en dos ocasiones. «Es como estar nominado en un reality show y no saber qué día te van a deportar». Tras agotar todos los recursos posibles, Renzo solicitó asilo y esto le permitió salir del CIE. Ahora espera una resolución que le permita continuar su vida en España y no tener que volver a pasar por la discriminación y persecución que sufrió en su país.

 «Hui cuando mi familia me quiso obligar a repetir la ablación»
 ADAMA - Gambia



Con tan solo cinco años el padre de Adama (18 años, Gambia) la sometió a una ablación. La mutilación no llegó a culminarse, motivo por el que -una década después- la familia decidió obligarla de nuevo a repetirla. Fue entonces cuando huyó de su país con tan solo 15 años, en plena noche y sin llevar más que lo puesto, comenzando un periplo que le llevaría a Senegal, Marruecos y, finalmente a España.

La joven cruzó la frontera en un barco de mercancías, sus primeros días durmió en la calle, hasta ingresar en un centro de menores. Cuando cumplió la mayoría de edad, CEAR le ofreció un centro de acogida y le animó a continuar sus estudios. «Ahora pienso que tengo futuro», asegura antes de afirmar que le gustaría ser enfermera. «Mi vida correría peligro si volviera a mi país».
  
Si colaboraba con los talibanes el gobierno me podía matar y viceversa. Y yo no quería matar a nadie»
 ZABIOULLAH - Afganistán



Zabioullah (22 años, Afganistán) confiesa que nunca ha tenido una vida fácil. Antes de emprender la huida, subsistía a duras penas junto a su familia, en un entorno de represión, pobreza y guerra. Su hermana fue asesinada. Él cree que por alguno de los que pedía su mano… Tras repetidas presiones para que se uniera a las filas de los talibanes, este joven afgano optó por marcharse de su país a pie, y dirigirse a Pakistán. Su familia vendió todos sus terrenos para pagar a un traficante de 12.000 dólares con la promesa de llegar a Europa. Este le ayudó a cruzar Irán, Turquía, hasta llegar a Grecia, desde donde llegó a España escondido en un camión.

Zabioullah desembarcó en Bilbao solo, sin recursos, y sin apenas posibilidad de comunicarse con nadie. Hasta que a una mujer que le encontró, no sólo le dio agua y comida, sino que le facilitó un traductor de su lengua, el farsi. Tres semanas después, llegaba un centro de acogida, y con el asesoramiento de CEAR pudo pedir un asilo que sigue sin respuesta. «A los que van a decidir sobre mi petición les diría que visiten Afganistán un mes...» comenta sobre esa decisión que puede suponer tener que volver a su país. Allí aguardan sus dos hermanos y su madre anciana. Su sueño es traerles a España. Su pesadilla, tener que volver a un Afganistán que siempre conoció en guerra.


Más información:  http://branded.eldiario.es/historias-refugio-cear/?_ga=2.68290133.570705254.1497875023-1702464714.1479211601#body

lunes, 19 de junio de 2017

El primer mejor amigo

Dos lobos grises jugando en Yellowstone. Fotografía: Zechariah Judy (CC).
Dos lobos grises jugando en Yellowstone. Fotografía: Zechariah Judy (CC).
 Los genetistas estudian el ADN y viendo las variaciones en la secuencia, las mutaciones producidas con el tiempo, pueden poner el calendario a girar al revés y situar tanto geográficamente como temporalmente a los ancestros de un grupo. Es llamativo pensar que todos los seres humanos actuales derivamos de una mujer que vivió hace entre 99 000 y 200 000 años en el este de África, la llamada Eva mitocondrial. También es asombroso conocer que todas las personas de ojos azules derivan probablemente de una persona que vivió en el noroeste del mar Negro hace unos 8000 años, un mutante con una mirada especial. Ese sí que era «Ol’ Blue Eyes» y no Frank Sinatra.

Dos estudios recientes han analizado la genética de los perros, investigando la diversidad del ADN en perros primitivos, razas modernas y lobos actuales. La diversidad de los perros del sudeste asiático es mayor que en otras regiones del planeta y son los más parecidos a los lobos grises, indicando que en esa zona apareció el perro doméstico hace unos 33 000 años. Es decir, el primer perro, tal como los conocemos, surgió en Asia cuando todavía éramos cazadores-recolectores. Hace 15 000 años un grupo de humanos con sus perros ancestrales migraron hacia Oriente Medio  y desde allí, hacia África y hacia Europa, llegando a nuestro continente hace unos 10 000 años. Uno de los linajes perrunos migró de vuelta hacia el este generando una serie de poblaciones mezcladas con los linajes endémicos asiáticos en el norte de China antes de cruzar por el estrecho de Bering y llegar a América. No hay lugares donde haya hombres y no haya perros.

Las razas caninas modernas son una historia diferente, han sido «creadas» mayoritariamente en los últimos dos siglos en Europa. Darwin, que amaba los perros, vio que la selección artificial por los humanos de algunas características deseables producía rápidamente razas muy diferentes del animal original. Eso le hizo pensar que quizá la selección natural podría generar cambios similares y llevar con facilidad a la aparición de nuevas especies. Ese interés le impulsó a cartearse con ciertos de criadores, no solo de perros, sino también de prácticamente cualquier especie domesticada, de pollos a gatos, de cerdos a vacas, de palomas a caballos. Publicó toda esa investigación en una obra magistral en dos volúmenes titulada Variations in Animals and Plants Under Domestication, un tratado que siglo y medio después sigue siendo la obra de referencia en el tema. 

Cuando Darwin era un niño no había más de quince razas de perros reconocidas. Cuando publicó El origen de las especies ya eran cincuenta. Ahora están en torno a cuatrocientas y la mayoría de las variedades han conseguido una identidad en menos de treinta generaciones. Nos asombra la diferencia entre un san bernardo y un pequinés, pero a veces la genética es mucho más parecida de lo que creemos y, en ocasiones, una sola mutación genera una nueva raza. El lobero irlandés tiene un metro de alzada y pesa como treinta chihuahuas, pero ambas razas difieren solo en un gen. Darwin encontró una serie de rasgos que se repetían con regularidad en distintas razas de animales domésticos y que se han denominado el síndrome de domesticación. Hay cosas necesarias y evidentes como una mayor docilidad, pero otras son menos esperables  a priori, como cambios en la coloración (aparecen los pelajes a manchas blancas y negras), dientes y cerebros más pequeños y hocicos más cortos. En muchas especies, las colas se vuelven cortas o enroscadas y las orejas se «caen». Darwin especuló que algunas de esas características, como el pelaje blanco y negro, podía tener cierta utilidad —las manchas del dálmata o la vaca holstein podían hacer que fuera más fácil localizar al animal en el campo—, pero no encontró una explicación fiable para todo lo demás. 

Tecumseh Fitch, Adam Wilkins y Richard Wrangham han propuesto una nueva explicación. Su hipótesis se basa en que todos los rasgos del síndrome de domesticación tienen que ver con una población celular: la cresta neural. Estas células migran durante el desarrollo embrionario para formar las glándulas suprarrenales y partes del sistema nervioso, además de las células pigmentarias de la piel y grandes partes del cráneo, los dientes y las orejas. La idea es que a la hora de domesticar una especie lo más importante es que no sea agresivo ni demasiado miedoso (algo que también puede llevar a la agresividad) y las glándulas suprarrenales y el sistema nervioso simpático son los responsables de la respuesta de «lucha o huida». Pero si elegimos un animal con una cresta neural anómala (porque eso es lo que le ha llevado a ser tranquilo y confiable) es muy probable que tenga cambios en la cabeza, los dientes, las orejas y el pelaje, porque todas estas cosas están relacionadas. Un cachorro pequeño no tiene su sistema de defensa bien desarrollado, por lo que si empieza a tratar con un humano muy pronto y no ve a su madre respondiendo con agresividad o miedo, aceptará a esa persona. Los lobos tienen una ventana para ese proceso que dura hasta que tienen un mes y medio, tiempo en el que no son capaces de generar una respuesta de lucha o huida. Si antes de ese período se exponen repetidas veces a los humanos, les aceptarán y estarán domesticados; si es después, atacarán o saldrán corriendo. En los perros, esta ventana de socialización dura mucho más, hasta los cuatro-diez meses dependiendo de la raza. Después de ese tiempo, si un perro no ha tenido trato con humanos les tendrá miedo a pesar de que convivan juntos. Estos investigadores piensan que la docilidad vienen de una maduración tardía y un funcionamiento alterado de las glándulas suprarrenales y el sistema nervioso simpático que a su vez proviene de que haya menos células de la cresta neural y hayan migrado más tardíamente. Como estas células son precursoras de los dientes, la piel pigmentada, los hocicos y las orejas, esos cambios explicarán todas las características del síndrome de domesticación. 

Esta hipótesis es apoyada por experimentos con zorros siberianos realizados en la Unión Soviética en los años cincuenta. Los rusos querían domesticar a estos animales codiciados por su piel e hicieron una selección de las crías que menos miedo mostraban y eran más amigables. En menos de diez generaciones consiguieron una raza domesticada y muchos de estos animales tenían síndrome de domesticación incluyendo una función adrenal reducida, una mayor ventana de socialización, cambios en la pigmentación, orejas caídas y hocicos más cortos.

10835558164_2468f34a35_o
Fotografía: University of Liverpool Faculty of Health & Life Sciences (CC).

Uno de los equipos de genetistas perrunos recogió ADN de 549 perros de pueblo en 38 países por todo el globo y de 4676 perros pura sangre de 161 razas diferentes. Tras analizar 185 805 marcadores diferentes pudieron establecer un esquema de cómo unos perros están relacionados con otros y situar a los ancestros en ese árbol genealógico. Evidentemente no sabemos cómo se produjo la primera domesticación, la primera «creación» de un perro, pero se supone que fue realizada por cazadores-recolectores a partir de una manada de lobos grises. Los humanos cada vez cazaban mejor y eso, combinado quizá con algún cambio climático, hizo que la cantidad de alimento disponible para los predadores de cuatro patas fuese mucho menor. El resultado es que algunos lobos se hicieron carroñeros, lo que favorecería la disminución de su agresividad, un menor tamaño y un mayor acercamiento a aquellos hombres que establecían campamentos donde siempre había basura comestible. Para aquellos lobos menos agresivos, los humanos serían vistos más como proveedores de comida que como posibles presas. Eso iría haciendo que los lobos fueran cada vez peores cazadores, lo que a su vez iniciaría el camino hacia la domesticación, algo que probablemente se haría cogiendo un lobezno joven como si fuera un juguete, una mascota y haciéndole convivir con los humanos, mayores y niños, desde muy pequeño.

Los perros primitivos fueron cambiando su morfología. Su pelaje se volvió más suave y con manchas blancas, las orejas se hicieron más flexibles y se doblaron o directamente se volvieron gachas, los dientes se hicieron más pequeños, y empezaron a menear la cola para mostrar su alegría, características todas ellas que les hacían más gratos a los humanos. En unas pocas generaciones dejaron de parecerse a los lobos de los que se habían originado y surgió nuestro Canis familiaris. También cambió su psicología. Aprendieron a leer los gestos humanos: algo que nos parece tan sencillo como señalar una pelota y que nuestro perro nos la traiga es en realidad bastante asombroso. Incluso nuestros parientes más cercanos como chimpancés y bonobos no entienden los gestos humanos tan bien como lo hace un perro. De hecho, los perros nos miran y siguen nuestros gestos de una forma parecida a como lo hace un niño, por eso es tan extraordinaria la comunicación que tenemos con ellos. Dicen que nuestra esclerótica blanca, «el blanco de los ojos», facilita esa comunicación humano-perro pues detectan con rapidez lo que estamos mirando. Los perros aprendieron a captar e interpretar algo tan sutil como un cambio en la dirección de nuestra mirada o nuestra expresión. Curiosamente, unos investigadores japoneses han comprobado que cuando un humano y un perro se miran a los ojos, en los dos cerebros hay una liberación de oxitocina, la hormona asociada con la confianza y el amor que se cree responsable del vínculo entre la madre y su bebé. Los lobos, aunque estén domesticados, evitan compartir la mirada con sus cuidadores humanos y cuando lo hacen no genera ese efecto en la producción de oxitocina que sí muestran los perros.

Aquel vínculo de hace 30 000 años entre humanos y perros nunca se ha roto. Al poco tiempo, los perros se hicieron valer para aquellos cazadores-recolectores. Sus ladridos avisaban de la presencia de un extraño; su olfato, su velocidad y su agresividad les convertía en perfectos aliados para la caza; sus dientes eran unas armas afiladas para cazar y también para defenderse de un predador o de un enemigo; sus cuerpos calientes y peludos eran una bendición en una noche gélida y quizá por eso todavía lo llamamos «una noche de perros». Y también, aunque a alguno le pueda estropear el desayuno, los perros podían servir, si las cosas se complicaban, como una reserva de comida para emergencias. Un agricultor rápidamente establece depósitos de grano, almacenes de carne salada, depósitos de pescado salado o de queso. En cambio, un grupo de cazadores-recolectores no puede almacenar mucho alimento porque las cosas que pueden transportar están limitadas. A no ser que la comida se transporte sola. Algo que experimentaron muchos exploradores polares con sus perros esquimales.


Fuente: http://www.jotdown.es/2016/03/primer-mejor-amigo/ 

Horror en Portugal



Fuente: http://ctxt.es/es/20170614/Multimedia/13357/CTXT-Pedripol-incendio-Portugal.htm

Anticonceptivos masculinos: la revolución sexual temida por las farmacéuticas

El investigador indio Sajoy K. Guha lleva cuatro décadas luchando para que su anticonceptivo masculino sea comercializado.
Su patente es barata y reversible. Sin embargo su gran efectividad provoca recelos en la industria farmacéutica. ¿Puede ser ésta la gran revolución sexual del siglo XXI?


 El currículum de Sajoy K. Guha no cabe en estas líneas, pero diremos a modo de presentación que nació en la India hace 76 años, es bioingeniero médico y ejerce de profesor emérito en el Instituto de Tecnología de Kharagpur. Guha lleva cuatro décadas intentando sacar adelante el proyecto de su vida, conocido como RISUG (acrónimo de Inhibición Reversible de Esperma Bajo Guía). El marketing no es lo suyo, eso está claro. Lo suyo es la Ciencia, con mayúsculas. El invento, que ya se encuentra en fase 3 de análisis clínico (el último antes de su comercialización), es un anticonceptivo masculino no hormonal, reversible, efectivo, duradero y barato. El primero en llegar hasta aquí desde la vasectomía, que empezó a aplicarse hace más de un siglo.

Pero hay un problema. Como siempre cuando se trata de buenas noticias. El suyo ha resultado ser un método demasiado efectivo, duradero y barato como para abrir el apetito de la industria farmacéutica, que además vería peligrar los 10.000 millones de dólares al año que supone el mercado de los anticonceptivos femeninos. Los fabricantes de preservativos tampoco estarían contentos: la patente de Guha se llevaría un buen pellizco de los 3.200 millones de euros que mueven anualmente.

La innovadora técnica, esa por la que ha luchado con escasos recursos y una convicción a prueba de la más kafkiana de las burocracias, consiste en inyectar una pequeña cantidad de gel en el conducto deferente, el canal por el que pasa el esperma en el escroto. El gel está compuesto por un polímero con carga eléctrica positiva, que daña las cabezas y las colas de los espermatozoides, de carga eléctrica negativa, provocando así su infertilidad. Si se desea volver al estado inicial, otra inyección disuelve la sustancia y los pequeños muchachos pueden volver a hacer su trabajo, siempre que no sirvan como ofrenda a Onán, autor de la primera marcha atrás que se recuerda.

El método se aplica en 15 minutos con anestesia local, no tiene efectos secundarios conocidos, logra una efectividad del 98%, similar a la del preservativo en condiciones ideales (en la práctica existe un 16% de riesgo de embarazo) y dura más de 10 años con una única dosis. Y, conviene no olvidarlo, estamos hablando de la India, un país en el que el uso del condón está mal visto y el acceso a otros métodos no es ni barato ni sencillo. Un país en el que el 40% de las mujeres casadas o con pareja no usa ningún anticonceptivo y otro 40% recurre a la ligadura de trompas definitiva.
 
Así es el RISUG

 
 
¿Por qué no ha conseguido salir adelante en todos estos años un proyecto tan revolucionario? Según Modesto Rey Novoa, ginecólogo y portavoz de la Sociedad Española de Contracepción (SEC), «no es un problema tecnológico, ni científico, sino fundamentalmente relacionado con algo tan injusto como que la anticoncepción se ha entendido social e históricamente como un problema de la mujer, porque quienes sufren las consecuencias más inmediatas de un embarazo no deseado son ellas».

Por eso espera que las reticencias iniciales de la industria tengan los días contados. «Es un momento en el que culturalmente es más probable que los hombres puedan asumir esa corresponsabilidad. Hay quien dice que la mezcla entre agujas y genitales produce en los hombres un rechazo inmediato. Y hay parte de verdad en eso. Pero los hombres llevan décadas haciéndose vasectomías y el paso definitivo puede estar más cerca. Ahí es la industria la que tiene que aprovechar este momento y lanzarse a desarrollar anticonceptivos masculinos».

De momento, la única salida de Guha para que su técnica saliera adelante ante la escasez de fondos ha sido colaborar con la Parsemus Foundation, una organización sin ánimo de lucro establecida en Berkeley, California. Sus investigadores llevan varios años trabajando en su propia versión del anticonceptivo, llamado Vasalgel, que en los países pobres se podría comercializar entre los 9 y los 18 euros (370-570 euros en los países ricos) y que el pasado abril presentó los resultados positivos de su investigación con primates. Parsemus está actualmente buscando financiación y voluntarios para lanzar el ensayo clínico en humanos, con el año 2020 para su comercialización como horizonte más optimista.

El trabajo de Guha también ha contribuido a inspirar a algunos de sus colegas, que proponen otras prometedoras alternativas, todas en fase de desarrollo: la conocida como pastilla de las sábanas limpias (porque no afecta al orgasmo pero impide la eyaculación); las aplicaciones médicas de la Gendarussa, una planta originaria de Indonesia con propiedades esterilizadoras en los hombres; y, por último, una enzima capaz de modificar la proteína Eppin, que recubre los espermatozoides, para que no puedan fecundar el óvulo.

Modesto Rey destaca la reversibilidad en todos estos métodos, algo «más necesario hoy que nunca. Debido a los cambios sociales, la tasa de divorcios, el encuentro con otras parejas en la madurez, la paternidad y maternidad tardías... se generan otro tipo de necesidades que hace 30 años no eran tan manifiestas».

Sin embargo, nadie más que Guha ha desarrollado en paralelo otras investigaciones tan fascinantes como de campos médicos tan amplios. Desde un corazón artificial basado en la estructura cardiaca de las cucarachas hasta el uso de la nanotecnología para acabar con el cáncer de próstata. Cualquier otro se habría rendido antes en una carrera tan larga, plagada de obstáculos, dificultades y algún que otro fracaso. Pero Sujoy Guha no es cualquiera. Sujoy Guha es un verdadero héroe.


Fuente: http://www.elmundo.es/papel/sexo/2017/06/13/593e80c8468aebcf438b45d4.html#

sábado, 17 de junio de 2017

Desertificación: cuando ya no hay marcha atrás

  jun.

 Más de dos tercios del territorio español corren riesgo de desertificación. Tras esta afirmación, muchos de los lectores y lectoras pensarán que nuestro país se va a convertir en un secarral de tierras yermas y agrietadas, pero lo cierto es que esa imagen no es del todo correcta, ya que tendemos a confundir desiertos con desertificación. Mientras que un desierto es un tipo de ecosistema restringido a un territorio en el que se dan unas condiciones climáticas determinadas, la desertificación es un tipo de degradación ambiental propia de los territorios áridos, y es consecuencia de las variaciones climáticas, que se acentúan con el cambio climático, y las actividades humanas inadecuadas. Así lo especifica el artículo 1 de la Convención de Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación, firmada el 17 de junio de 1994, de ahí que el próximo domingo se celebre el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación.

Este fenómeno se achaca a tres grandes motivos: el sobrepastoreo, la deforestación y las actividades agrarias inadecuadas, como el sobrecultivo y la salinización de suelos o aguas subterráneas. El abandono de las tierras de cultivo y el turismo son considerados como causas de desertificación dentro del ámbito Mediterráneo, según apuntan diversos autores. Pero, ¿cuáles son las causas de las causas? O dicho de manera más específica: ¿por qué se sobrepastorea un determinado lugar? ¿Qué lleva a intensificar el uso de las tierras de cultivo? En definitiva, ¿qué hace que las actividades humanas sean “inadecuadas”, como dice la definición oficial de desertificación?

Imagen de Tabernas, Almería. / Colin C Wheeler (CC 3.0).
 El ser humano ha desarrollado estrategias para adaptarse a las zonas secas, en las que llueve poco y de manera impredecible. El truco para mantenerse en estos territorios es estar atento a las señales de escasez y adaptar las tasas de extracción de recursos (el pasto consumido, el agua extraída de los acuíferos, los árboles talados) a las de regeneración. El estereotipo que mejor refleja esta situación son los nómadas que siguen las erráticas lluvias y el pasto que brota tras su paso. Cuando la hierba se acaba, deshacen su campamento y buscan nuevos pastizales. La zona pastoreada volverá a ser productiva tras un periodo de regeneración.

En un sistema autorregulado (punto 1 en la figura) como el descrito no pueden darse episodios de desertificación. Pero más que vivir, se sobrevive. Por eso, cuando ocurre alguna perturbación que le es favorable (punto 2), el ser humano la aprovecha. Puede ser un periodo de lluvias extraordinario; o una novedad tecnológica que permita establecerse permanentemente en un territorio y vivir de un modo más desahogado e incluso con lujos hasta entonces impensables.

De repente el sistema aparenta ser más productivo (punto 3). Una subida del precio del trigo en los mercados internacionales puede convertir en un negocio redondo los rácanos campos de secano. En consecuencia, aumentan las tasas de extracción y se genera un sistema económico de mayor envergadura. Este nuevo equilibrio es muy precario, inestable. Tanto, que una vez que aparezcan las primeras señales de escasez -bien porque vuelvan las sequías o porque el ecosistema muestre los primeros síntomas de agotamiento- será necesario retraer el sistema económico a sus dimensiones originales (recorrido del punto 5 al 1). Sin embargo, puede suceder que la nueva situación haya desmantelado las antiguas vías de organización, y ya no sea posible la marcha atrás.

En caso de mantener la sobreexplotación —porque deliberadamente se ignoran los síntomas de deterioro o porque no se perciben correctamente—, el sistema se dirige hacia unos umbrales que, a escala humana, son irreversibles como es el caso de pérdida de suelo fértil o salinización de los acuíferos. Este proceso de esquilmación en el que se sobrepasan puntos de no retorno se denomina, en el ámbito climático señalado, desertificación.

Estructura de los procesos de desertificación. / Los desiertos y la desertificación (CSIC-La Catarata).
Ante la disyuntiva (punto 5) que sugiere este esquema, ¿por qué no detenemos la desertificación eligiendo la opción de regresar del punto 5 al 1 antes de que sea demasiado tarde? Hay tres razones, no necesariamente independientes, para entender -que no justificar- el camino destructivo del NO.
  1. El carácter oportunista resulta en una visión cortoplacista de la realidad. Esto implica maximizar el rendimiento económico en el menor tiempo posible, lo que no deja de ser un caso más de la Tragedia de los Comunes. Esta teoría afirma que cuando varios individuos explotan un recurso compartido limitado y actúan de manera independiente y motivados solo por el interés personal, terminan por arruinar ese recurso común, aunque a ninguno de ellos, ya sea como individuos o en conjunto, les convenga que tal destrucción suceda.
  2. La segunda explicación tiene que ver con la racionalidad limitada del ser humano, principio enunciado por el premio Nobel Herbert Simon y con la distorsión de las señales de escasez. Por un lado, nuestra mente tiende a simplificar las interacciones y elementos que componen un sistema y por otro el componente emocional interfiere en la interpretación de la información. Además, muchas veces ésta es escasa y confusa y no sabemos, a tiempo real, cual es el estado de un sistema. Puede que un acuífero se esté agotando y que al mismo tiempo los precios que se paguen por los productos que se riegan con ese recurso sean muy elevados e inciten a seguir bombeando agua.
  3. El coste de oportunidad. En muchas ocasiones la rentabilidad de las actividades alternativas a la que se realiza es tan baja que es preferible mantenerse en un uso poco productivo e insostenible. Por tanto, para aliviar la presión sobre unos recursos maltratados, han de implementarse políticas que favorezcan la versatilidad socioeconómica del lugar. El desarrollo de la industria agroalimentaria para amortiguar los períodos de crisis que afectan a los centros de producción agrícola es un buen ejemplo de esta estrategia.
Esta visión del problema incide en un hecho simple pero rotundo: la desertificación no consiste en el avance de los desiertos. El enemigo está en casa y para adelantarse al desastre, a que los paisajes empiecen a parecerse a un desierto, es necesario integrar las distintas políticas que afectan a los territorios (agricultura, gestión forestal, agua) y tratar de acoplar nuestras ambiciones a las reglas de la naturaleza. Pensemos con más amplitud de miras.


Fuente: http://blogs.20minutos.es/ciencia-para-llevar-csic/2017/06/16/desertificacion-cuando-ya-no-hay-marcha-atras/