domingo, 31 de octubre de 2010

Música tradicional

(Grupo: "Colexiata do Sar" de Santiago de Compostela)
Es muy interesante mantener y recuperar el folcklore de nuestra tierra por ser parte de nuestra historia y cultura; para eso los ayuntamientos y demás instituciones hacen concunrsos para fomentar la continuidad del mismo y motivar a los distintos grupos que participan en ellos.

lunes, 18 de octubre de 2010

Al lado del Miño

Si, al lado del Miño y quizás también en otras riberas de otros ríos, es típico tomar lamprea; un pescado que se puede considerar un fósil viviente y desde hace unos años, en peligro de extinción; a pesar de su escasez y, eso lo avala el alto precio que suele tener, siempre es posible tomarla en la ribera del bajo Miño ya cerca de su desembocadura y donde el río hace de frontera natural con el vecino Portugal.

(Pesqueiras a lo largo del río Miño)
 Es la primera vez, no sé si es muy frecuente tomarla de esta manera, que la tomo rellena; interesante el sabor y muy novedoso, la prensan una vez que le ponen el relleno de huevo cocido, pimientos rojos..y la sirven como un embutido, de esta manera es posible conservarla a lo largo del año aunque no estemos en época de comida. En esta zona hay una gran tradición, y esto lo avala la presencia de las llamadas pesqueiras, una especie de muros de piedra oblicuos al curso del río cuyos orígenes se remontan a la època medieval y que se utilizan para pescarlas desde estos tiempos remotos, traspasándose su propiedad de padres a hijos.
(Lamprea rechea)

domingo, 3 de octubre de 2010

Compañía



(Rosi y Nemo)
Estuve con ellos en el mes de Agosto y desde entonces no los he vuelto a ver; no sé quién dijo que no se sabía muy si son los perros los que nos sacan a nosotros o nosotros los sacamos a ellos, yo creo más bien en lo primero, el caso es que todas las mañanas y noches teníamos que ir al parque y, aparte de mantenerme con un buen tipito por eso del caminar, ellos se lo pasaban en grande, sobre todo Nemo, Rosi es una perrita bastante vaga y generalmente si podía evitar el salir, lo hacía; aparte del caminar, trotar y hacer sus necesidades, los perros hacen mucha compañía a los humanos, yo no los tengo y por supuesto que no salgo ahora con esa regularidad con la que me mantenenían estos dos canes y por supuesto también, que estraño los saludos matutinos y los ladridos de Nemo cuando venía el cartero, ya no estraño tanto los sustos que nos pegaba Rosi trantándo de comerse todo aquello que estaba al alcance de su vista y, si no estaba en el ángulo de su visión, ella procuraba que lo estuviera aunque para ello tuviera que subirse a cualquier sitio, o meterse en cualquier recuncho

viernes, 1 de octubre de 2010